Cómo retener a los empleados de tu organización

Uno de los desafíos más importantes para las entidades sin ánimo de lucro de nuestro país es cómo retener a sus empleados, es decir,  hacer frente a la alta tasa de rotación. Lo vemos a diario en las ofertas de empleo para directivos y responsables de Fundaciones y Asociaciones que publicamos cada semana, donde algunas se repiten con las mismas condiciones cada seis meses.

No es algo aislado. En Estados Unidos los fundraisers tienen una rotación de media de 16 a 18 meses y los costes que supone reemplazar a estos trabajadores oscilan en torno a los 116.000 euros, según la investigadora Penelope Burk.

A la luz de estos datos, la empresa estadounidense Bloomerang realizó una encuesta a 1.000 empleados del Tercer Sector en ese país. El objetivo era averiguar si el clima laboral era una de las principales causas de la alta tasa de rotación de personal.

 

Sus respuestas pueden hacerte reflexionar sobre si estás haciendo lo suficiente para retener a tus empleados:

 

Aunque el salario es una de las 5 motivaciones principales para elegir un empleo, los encuestados consideran que las vacaciones y los días de asuntos propios son incluso más importantes.

Motivar a nuestros empleados y mantener su fidelidad no es una tarea fácil. Cada vez es más complicado para las organizaciones retener el talento en sus plantillas. Muchas entidades no se dan cuenta que una de las funciones de la dirección es mantener motivado a su equipo.

Y es que es difícil que un empleado se sienta a gusto con un jefe que sólo interactúa con él para medir su productividad. Los directivos de las entidades sociales deben interesarse por las personas que trabajan con ellos más allá del propio trabajo, interesarse por su entorno familiar, por sus aficciones…

¿Estás potenciando los beneficios de trabajar en tu organización? Si quieres retener a tus empleados deberás ser creativo, y ofrecer incentivos y estimulantes que contribuyan a que el entorno de trabajo sea apasionante y motivador.

Uno de esos incentivos son las vacaciones y los días de asuntos propios, claves para atraer el talento. Pero existen multitud de alternativas para mantener motivado al equipo: por ejemplo, los empleados también valoran la formación gratuita o la organización de actividades lúdicas en grupo fuera del trabajo.

 

Los participantes del estudio aseguraron que la flexibilidad, incluyendo trabajar desde casa, es la cualidad más importante de un empleo.

 ¿Sabías que ayudar a los empleados a conciliar vida laboral y vida familiar repercute en una alta motivación?

No es ningún secreto: los empleados felices son más productivos. Sin embargo, no todos los jefes asocian la felicidad de los trabajadores a su disposición para hacer un gran trabajo. Por fortuna, algunas organizaciones comienzan a darse cuenta y llevan a cabo interesantes iniciativas que demuestran que la productividad y la flexibilidad no son incompatibles.

Por ejemplo, el Work-Life Choice Challenge Summer 2019 fue el nombre del proyecto en el que alrededor de 2.300 empleados de Microsoft Japón recibieron 5 viernes sin trabajo, y  sin que eso afectara a su sueldo o a sus vacaciones. El experimento consiguió aumentar la productividad hasta un 40% por diversos factores, ya que también se redujo el consumo eléctrico y el papel impreso.

Además, en los últimos tiempos han aparecido nuevas formas de trabajo que facilitan que los trabajadores puedan desempeñarse de manera más eficaz y significativa lejos de la oficina. No hay nada que más valoren los trabajadores como disfrutar de la confianza de sus jefes y poder disfrutar de cierto margen de libertad.

Estos son algunas de las demandas más solicitadas por los empleados:  teletrabajo o trabajo desde casa, horarios flexibles, trabajo compartido o semana laboral comprimida y reducción de la jornada laboral en verano.

 

Las mujeres siguen ganando menos que los hombres en todas las categorías, teniendo la misma experiencia y trabajando en empresas del mismo tamaño.

 El Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019 de la Organización Internacional del Trabajo señala que, a escala mundial, las mujeres siguen percibiendo un salario aproximadamente 20% inferior al de los hombres. ¿Es éste el caso de tu entidad?

No contestes demasiado rápido…

¿Estás ofreciendo a las mujeres menos salario y peores condiciones laborales que a los hombres?

¿Te has preguntado cuáles pueden ser las causas? Probablemente algunas de las mujeres que trabajan en tu equipo lo hagan a jornada parcial. Y es que, según la encuesta de población activa del 2018, el 25% de las mujeres trabajan a jornada parcial, frente al 8% de los varones.

Que la parcialidad sea fundamentalmente femenina no es casualidad. Entre otras causas, son ellas las que hacen más horas de trabajo no remunerado por cuidados a niños y mayores y por tanto son ellas las que se ven obligadas a aceptar jornadas parciales de modo involuntario.

Aunque sabemos que queda mucho camino por recorrer para corregir la brecha salarial, otorgar permisos de paternidad/maternidad igualitarios para favorecer la corresponsabilidad es una medida que se está implementando en nuestro país. Esto puede aumentar el número de mujeres que acceden a puestos de trabajo con jornadas completas. Pero no es suficiente. También debería ampliarse para cuidado de mayores y otras atenciones del ámbito doméstico.

Ofrecer a las mujeres las mismas condiciones laborales que sus compañeros beneficiará el trabajo en equipo, potenciará su sentimiento de pertenencia y conseguirá retener a tus empleados.

 

Las mujeres representan más del 85% de la fuerza laboral sin fines de lucro.

Este dato es especialmente característico de nuestro sector. Ya lo anunciamos cuando presentamos el Primer Estudio sobre Fundaciones Filantrópicas Personales y Familiares – FFPF en España. En nuestro país, las mujeres dentro de las FFPF son mayoría entre el personal contratado, 55%, y el personal voluntario, el 66%.

Sin embargo, las mujeres siguen infrarrepresentadas en el máximo órgano de gobierno de las fundaciones, el Patronato. Y es que, independientemente del cargo, casi dos terceras partes de sus miembros son hombres. Sólo en las direcciones generales y ejecutivas las mujeres están empezando a ser protagonistas, con una presencia del 41% de los puestos.

Dicen que la mejor manera de generar cambios es dar ejemplo y por suerte, en materia de contratación de mujeres el Tercer Sector lo está dando.

Pero…, ¿estáis haciendo todo lo posible para que las trabajadoras de vuestra organización den el salto a los Órganos de Gobierno?

Reflexionar sobre medidas para facilitar el paso de las mujeres a estos puestos puede posicionarte como líder y referente en el sector, lo que atraerá a más mujeres (y hombres) con talento.

 

El 35% de los empleados dicen que no estarán trabajando en su organización actual en los próximos dos años.

¿Haces todo lo que está en tu mano para estimular a tus trabajadores? No todas tus acciones deben girar en torno a incentivos. Hay que saber también mantener la motivación a través de pequeños logros con el objetivo de mantener el interés a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, establecer ciertos objetivos semanales puede contribuir notablemente en la productividad. También puede ayudar entregar parte de la responsabilidad de un proyecto al trabajador. Cuando esa persona se siente parte del proceso de decisión, se siente más comprometido con el diseño y por tanto se pone más empeño en que el resultado final sea óptimo.

Esto no implica que tengas que apartarte. Al contrario, tú puedes ser el consejero o guía que proponga ideas de por dónde deberían ir los tiros o hacer sugerencias.

Lo importante es transmitir confianza en la otra persona, delegar, y al mismo tiempo contribuir en su desarrollo empujándole a asumir responsabilidades.

Para no abrumar al trabajador, hay que tener cuidado cuando las cosas no salen como se esperaba. Los errores son otra forma de aprendizaje y la labor del gestor será asegurarse de que sus trabajadores no vuelven a cometerlos, no señalarles ni culpabilizarles en público.

 

A modo de resumen, y al hilo de lo reflexionado en los párrafos anteriores, aquí van las medidas más relevantes que puedes poner en marcha para mantener un entorno laboral saludable y así, retener a tus empleados:

  1. Ofrecer incentivos que atraigan y retengan talento.
  2. Potenciar la flexibilidad para conciliar vida laboral y familiar.
  3. Ofrecer alternativas para que las mujeres puedan acceder a jornadas laborales de ocho horas
  4. Favorecer el salto de las mujeres a puestos directos.
  5. Implicar a tus trabajadores en la toma de decisiones.

 

¿Hace cuánto tiempo que no habéis hecho una consulta de ambiente laboral en tu organización?

¿Te ayudamos?

Trabajemos juntos

Cinco consejos para retener a los empleados de tu organización
Gracias a Campaign Creators por la foto.

Escribe una respuesta o comentario