Nuevo código de conducta sobre inversiones financieras para entidades sin ánimo de lucro

Todo lo que debes saber del nuevo código de conducta relativo a las inversiones financieras de las entidades sin ánimo de lucro

En el BOE del 5 de marzo del 2019 se ha publicado un nuevo código de conducta relativo a las inversiones financieras de las entidades sin fines de lucro, que sustituye al código aprobado en 2003 por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Los Órganos de Gobierno de las entidades sin ánimo de lucro deberán incluir en su próximo informe anual los acuerdos alcanzados para seguir sus principios y recomendaciones.

Los principios de este código de conducta son aplicables de forma inmediata tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado.

 

¿En qué entidades se aplica el Código?

  1. Fundaciones
  2. Asociaciones
  3. Colegios profesionales
  4. Mutuas de seguros y mutualidades
  5. Mutuas colaboradoras de la Seguridad Social
  6. Cualquier otro tipo de entidad con personalidad jurídica y sin ánimo de lucro que esté sujeta a tipos de gravamen reducidos en el Impuesto sobre Sociedades.

 

¿Qué recursos necesitan las entidades para llevar a la práctica el código?

  • Deberán contar con medios humanos y materiales, y con sistemas para la selección y gestión de sus inversiones en instrumentos financieros, que sean adecuados y proporcionados al volumen y naturaleza de las inversiones que realicen o pretendan realizar.
  • Se cerciorarán de que las personas de la entidad que deciden sobre las inversiones cuentan con conocimientos técnicos y experiencia suficientes, o se sirven de asesoramiento profesional.

 

¿Qué hacer cuando se solicita asesoramiento externo?

  • Deberá velarse por que el mismo ofrezca suficientes garantías de competencia profesional y de independencia, y porque no se vea afectado por conflictos de interés.

 

¿Y si las carteras de inversiones superan los 10 millones de euros?

  • Se recomienda la constitución de un Comité de Inversiones que deberá estar integrado por tres o más miembros, dos de los cuales al menos deberían contar con conocimientos técnicos y experiencia suficientes.
  • Deberá reunirse regularmente, como mínimo cuatro veces al año.
  • Contará con un sistema adecuado de registro y documentación de las operaciones y de custodia de las inversiones.
  • Deberá contar con una función de control interno, cuya autoridad, independencia y conocimientos sean suficientes para desarrollar dicha función, para comprobar el cumplimiento de su política de inversiones. La función de control podrá delegarse en entidades especializadas.

 

Política y selección de las inversiones

¿Qué se considerará buena práctica?

Aquellos órganos de gobierno de las entidades sin ánimo de lucro que definan una política de inversión ajustada a sus objetivos fundacionales, especificando los objetivos y riesgos de sus inversiones e indicando:

  • el tipo de activos.
  • la concentración de riesgos.
  • el plazo de las inversiones.
  • la diversificación geográfica.
  • cualquier otra variable que se considere relevante.

¿Qué se valorará para la selección de las inversiones en instrumentos financieros?

El equilibrio entre la seguridad, la liquidez y la rentabilidad que ofrezcan las distintas posibilidades de inversión.

Principios inspiradores de las inversiones en instrumentos financieros:

  • Coherencia.
  • Liquidez.
  • Diversificación.
  • Preservación del capital.

 

Algunos ejemplos sobre operaciones que serán consideradas inapropiadas:

  • Operaciones intradías.
  • Operaciones en los mercados de derivados que no respondan a una finalidad de cobertura de riesgos.
  • Ventas en corto que no respondan a una finalidad de cobertura de riesgos.
  • Contratos financieros por diferencias.

En el caso de que se realicen estas operaciones o similares, serán objeto de especial explicación en el informe anual.

 

Seguimiento del Código

¿Qué deben hacer los órganos de gobierno para demostrar que siguen este Código?

  • Un informe anual detallado y claro acerca del grado de cumplimiento de los principios y recomendaciones deberá ser presentado por los órganos de gobierno de las entidades sin ánimo de lucro y entregarse, en su caso, al Patronato.
  • Especificar qué operaciones realizadas se han separado, en su caso, de las recomendaciones contenidas en este Código de Conducta, y explicar las razones por las que no se hayan seguido.
  • Poner el informe a disposición de sus partícipes, asociados o mutualistas y del público en general.
  • Incluir el informe, en su caso, en la página web de la entidad.

¿Sabes si tu asociación o fundación cuenta con todos los documentos y códigos de conducta preceptivos? 

¿Te ayudamos a poner en marcha un cumplimiento eficiente de toda la normativa?

¡Contáctanos!

Gracias Freepik por tu foto.
Código de conducta sobre las inversiones financieras de entidades sin ánimo de lucro.

Escribe una respuesta o comentario