Una semana de lucha para liberarse de la soga de la deuda