Imprimir

Más de 400 familias se benefician al mes del Economato Social

on . . Visitas: 837

diariodesevilla

27-01-2011bisEl Economato Social de la Fundación Benéfico Asistencial del Casco Antiguo, compuesto por 32 hermandades, la parroquia de Omnium Sanctorum y la delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Sevilla, se muda al necesitar más espacio para atender a todos sus beneficiarios, unos 400 al mes, lo que suma unas 1.600 personas. El pasado diciembre fueron 435 usuarios los que se dirigieron a la calle Peral 34 para hacer sus compras, además de atender a cuatro asociaciones y 12 conventos. Las peticiones de ayuda a las hermandades se han multiplicado en los últimos meses y el local, que en principio estaba pensado para atender a 100 personas, se ha quedado pequeño.

El economato se mudará, la idea es que lo haga a principios de abril, de la Alameda a San Lorenzo. El nuevo local, situado en la calle Narciso Bonaplata, tiene 451 metros cuadrados, más del doble del actual, lo que permitirá poder atender la gran demanda existente en estos momentos, según explica Eduardo García Pérez, presidente de la fundación, y hermano mayor de la Sagrada Cena: "El número de beneficiarios se ha triplicado en los últimos tiempos. No todos pueden entrar en el local cuando vienen a comprar y se forman grandes colas en la puerta. Con la mudanza pretendemos retomar la idea original que era hacer una labor social digna y no vergonzante. Al atender a muchas más personas también necesitamos de un almacén más grande para la mercancía. Aquí ya no lo podíamos hacer, y en el nuevo espacio todo eso sí será posible".

La fundación calcula en alrededor de 100.000 euros el dinero necesario para acometer todo el traslado, por lo que hacen un llamamiento a instituciones y particulares que quieran aportar su granito de arena. Sólo la adaptación del nuevo espacio ronda los 90.000 euros, a lo que habría que sumar el coste del traslado de mobiliario y maquinaria y el alquiler, que duplica al actual: "Hay que adaptar el local para adecuarlo a las medidas de seguridad vigentes. Hay que incorporar las medidas de accesibilidad, reformar la instalación eléctrica y los servicios, son muchas las cosas que hacen falta. Tenemos que hacer un esfuerzo sobrehumano y cualquier ayuda será bienvenida". La fundación hará uso de un fondo que han ido creando desde sus orígenes con la intención de crear una unidad de estancia diurna, idea que descartaron por su complejidad y porque se alejaba de la primitiva idiosincracia del economato.

El perfil de las personas que acuden al economato ha variado en los últimos meses. "Ahora vienen familias que nunca antes habían necesitado ayuda", asegura Eduardo García. Los datos económicos de 2009 arrojan que las hermandades y asociaciones aportaron más de 175.000 euros en concepto de compras para beneficiarios, y 40.000 en concepto de cuotas de mantenimiento.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web