Imprimir

Telaraña de solidaridad

on . . Visitas: 862


La organización ayuda a los más necesitados de siete concejos de la comarca central Cáritas Arciprestal aumentó sus servicios un 20% de media en 2009

En tan sólo tres años de existencia, la organización Cáritas Arciprestal de Siero ha desarrollado una ingente actividad en favor de los más necesitados, con un campo de actuación que no sólo se limita a la comarca central, sino que promueve también proyectos de cooperación internacional en Centroamérica. El pasado año, las atenciones se incrementaron en un 20% de media como consecuencia de la grave crisis económica.

La organización se fundó en 2007 como un ente intermedio de Cáritas para coordinar todo el área central de Asturias. En concreto, abarca siete concejos: Siero, Nava, Bimenes, Llanera, Las Regueras, Sariegu y Noreña. ¿Y a quién va dirigida? «Se atiende a todo el mundo con independencia de sus creencias religiosas, su condición social o situación económica», afirma Isidro Fal, coordinador de Cáritas Arciprestal de Siero, quien puntualiza que, a diferencia de la opinión generalizada, «algunas de las pobrezas más duras no son las económicas propiamente, sino las generadas por otros males de esta sociedad, tales como la exclusión social o la soledad».

La organización adoptó como primera medida la creación de un fondo arciprestal solidario, que se nutre de las aportaciones económicas de todas las parroquias del Arciprestazgo, y cuyo objetivo es proporcionar apoyo a esas mismas parroquias, en aquellas ocasiones en que sus recursos propios se ven desbordados. «El grado de participación e implicación de todas las parroquias está siendo, hasta el momento, modélico, y la solidaridad interparroquial es un hecho del que debemos de alegrarnos todos», subraya Isidro Fal, quien apela al principio cristiano de comunicación de bienes y distribución equitativa de la riqueza.

Voluntarios y socios

Cáritas de Siero se rige por un Consejo Arciprestal, que se reúne de forma periódica para tratar en grupo asuntos comunes o dar solución a los problemas cotidianos. La organización cuenta, en este momento, con 75 voluntarios en el ámbito parroquial y con otros veinte para los proyectos arciprestales. Entre los servicios habituales que se prestan a los más desfavorecidos, figuran los vales de alimentos, un ropero, un comedor de transeúntes o la atención a personas mayores. El pasado año se atendieron a 370 personas y a 130 familias.

La crisis económica incrementó las atenciones en un 20% con respecto a 2008, aunque, según indica el coordinador, también ha generado una mayor implicación de la ciudadanía en general y de los feligreses en particular hacia Cáritas: «Quizás porque se hacen más evidentes situaciones de pobreza que, no hace mucho tiempo, creíamos que ya no afectaban a nuestra sociedad», apunta.

No obstante, Fal advierte de que las necesidades siguen siendo mucho mayores que los recursos disponibles. «En ocasiones, no somos capaces de cubrir ciertas problemáticas en la medida que desearíamos», reconoce. Para paliar esta situación, Cáritas ha puesto en marcha en los últimos meses una campaña de captación de socios dispuestos a contribuir con una pequeña aportación económica para sostener este gran proyecto. «No importa ni la cantidad, ni la periodicidad; de lo que se trata es de colaborar con lo que uno buenamente pueda». Y menciona a la madre Teresa de Calcuta cuando hablaba de la posibilidad de alumbrar el mundo entero si cada uno se encargara de encender una pequeña vela.

Cáritas ha puesto en marcha dos proyectos arciprestales de cooperación internacional y de orientación en el empleo. El primero de ellos cumple una triple función: sensibilizar a la comunidad del injusto reparto de la riqueza en el mundo, apoyar programas concretos de cooperación en otros países y servir de aliciente para la gente joven que busca desarrollar una labor de voluntariado.

Proyecto en El Salvador

El pasado año, se llevó a cabo un proyecto en Cuyultitán (El Salvador) denominado 'Soñemos juntos', cuyo principal objetivo era favorecer el acceso a la educación de los niños de este poblado y servir de motor de progreso de toda la comunidad. Para conseguir recursos económicos, se organizaron sendos mercadillos solidarios en Pola de Siero y Llanera.

Por otro lado, en los últimos años se han desarrollado otros proyectos de cooperación, en colaboración con la Cofradía San Antonio de Lieres, y subvencionados con la subasta del ramu de San Antonio de Padua y por las fundaciones Caja Rural y Alimerka. El año pasado impulsaron un proyecto en Honduras denominado 'Medicina natural en Taulabé' para conseguir que la población de esta comarca mejorara el acceso a las medicinas básicas y a los cuidados nutricionales derivados de los recursos naturales.

El otro proyecto arciprestal lleva por nombre Servicio de Orientación e Información al Empleo, y se puso en marcha recientemente para desahogar a los servicios generales de Cáritas Asturias. Los voluntarios son gente especializada en la materia. «El objetivo es favorecer el acceso al mercado de trabajo de las personas que se encuentran en situación de exclusión social», explica Fal, quien reconoce las grandes limitaciones existentes. Este servicio trata de crear itinerarios personalizados de inserción sociolaboral y se encarga del acompañamiento de las personas en la búsqueda de empleo.

Un reglamento pionero

Por otro lado, esta organización se encuentra ultimando un Reglamento Arciprestal de Atención al Necesitado, una iniciativa pionera en Asturias y con el que se pretende unificar criterios para ofrecer el servicio más eficiente posible a las personas que se encuentran en esa situación. Otro de los objetivos del reglamento, según apunta Fal, es «optimizar al máximo el aprovechamiento de los recursos existentes y crear un tejido de solidaridad entre todos los sacerdotes y voluntarios del Arciprestazgo». Se trata, en definitiva, de «crear una gran telaraña de solidaridad, que impida que cualquier persona que pueda estar pasándolo mal en nuestra zona pueda caer fuera de esa red de ayuda».

Ese documento se complementará con un Mapa de Atención al Necesitado, que establecerá los lazos entre los grupos parroquiales de Cáritas y los proyectos arciprestales.

 

v

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web