Imprimir

La falta de logística dificulta la entrega de ayuda por los voluntarios asturianos

on . . Visitas: 1163


Gran número de cooperantes llegados desde nuestra región ven su presencia limitada por el caos que padece el país caribeño

 

VICENTE B. DE QUIRÓS | GIJÓN.

 

Los asturianos que se encuentran en Haití para distribuir ayuda humanitaria a las víctimas del terremoto que asoló ese país encuentran serias dificultades para cumplir su misión por la inexistencia de infraestructuras, lo que provoca que el reparto se realice con cuentagotas, a pesar de las muchas necesidades existentes, según comentó el guardia civil Samuel Riestra en una breve conversación telefónica, ayer, desde Puerto Príncipe, con su mujer, Conchi Robledo, en Oviedo.

En apenas dos minutos hasta que la comunicación se cortó y con el lógico intercambio de saludos y preocupación por los más allegados, el guardia civil mostró su impotencia por la imposibilidad de hacer llegar a los damnificados la ayuda enviada desde España y de otros países, pero también la satisfacción por poder ayudar a quienes en estos momentos más lo necesitan.

Cansado por el esfuerzo, pero animado para seguir todo el tiempo que sea preciso, Samuel Riestra aprovecha el poquísimo tiempo libre que le permite el trabajo para contactar con su familia y tranquilizarles sobre su estado de salud.

La inexistencia de infraestructuras y el caos que reina en todo el país ha obligado a los responsables de la ayuda humanitaria en España a restringir al máximo la presencia de cooperantes en Haití, para evitar que la masificación de voluntarios sea contraproducente.

Límite a voluntarios

Esta limitación pudo ser la causa de que ayer tampoco salieran hacia la isla caribeña el grupo de diez bomberos de La Morgal que habían sido reclamados para ayudar con sus perros a detectar supervivientes. Las probabilidades de que este contingente vuele hacia Puerto Príncipe son ahora muy escasas.

El acceso a Haití de volutarios asturianos es muy restringido y la mayor parte se concentra en la frontera con la República Dominicana, hacia donde ayer volaba el fundador de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, que ya tenía todos los permisos para establecerse en el país. Muchos de los cooperantes que tratan de adentrarse en territorio haitiano comprenden perfectamente la situación de prevención de los responsables de la organización de la ayuda, para evitar que la confusión que domina en todo el país crezca aún más. No obstante, están a disposición de las autoridades para ingresar en Haití cuando puedan ser más necesarios, según comunicó a este periódico la ovetense Celeste Intriago, que participa en una campaña de voluntariado en Santo Domingo, aunque ya estuvo en la vecina Haití. Intriago no descarta que en las próximas horas se le conceda permiso para entrar.

Más que ayuda de personas, lo que precisan ahora los haitianos, son recursos económicos, tal y como dijo a este periódico el director de la Agencia Asturiana de Cooperacion al Desarrollo, Rafael Palacios. Seis ONG que están colaborando en el operativo que Asturias ha dispuesto para ese país centroamericano ya han dado a conocer a la población de nuestra comunidad autónoma los números de sus cuentas bancarias para el ingreso de dinero.

No solo las organizaciones humanitarias canalizan sus recursos hacia Haití. Diversos ayuntamientos asturianos y la federación de concejos han puesto en marcha una campaña de recolección de fondos económicos para paliar las consecuencias del desastre. También varias empresas asturianas, entre ellas Eroski y Arcelor, y organizaciones de todo tipo han publicitado los donativos para Haití.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web