Imprimir

La ONU quiere reducir la pobreza aumentando la productividad

on . . Visitas: 663

expansion

La ONU adoptó hoy en Estambul un plan de acción destinado a mitigar en esta década la penuria económica en los países más pobres, centrado, en gran parte,logoONU en elevar la productividad, una medida que no ha satisfecho a todos.

Se trata de un programa de acción "realista y ambicioso" -según dijo en rueda de prensa el finlandés Jarmo Viinamen, presidente del comité preparatorio de la IV Conferencia de la ONU sobre los Países Menos Desarrollados (LDC, por sus siglas inglesas), que concluyó hoy.

El objetivo es que en 2020 se haya reducido a la mitad el grupo de los LDC, formado por 33 naciones africanas, nueve asiáticas, cinco oceánicas y una americana (Haití) con el menor Índice de Desarrollo Humano del mundo.

Según el subsecretario general de la ONU, el maliense Cheick Sidi Diarra, países como Samoa, Tuvalu o Vanuato podrían salir de la cola del desarrollo en los próximos dos años; Guinea Ecuatorial, Angola y Timor Oriental en los próximos cinco y Bangladesh y Nepal durante la presente década.

Con todo, admitió que, a partir del próximo julio, cuando se oficialice la independencia del sur de Sudán, es probable que este nuevo Estado se incorpore al grupo de los países paria.

"Durante la última década se han hecho grandes esfuerzos y estos países han mejorado sus indicadores, se ha reducido su deuda externa y se ha incrementado la ayuda internacional", añadió Diarra.

Sin embargo, los más críticos recuerdan que el número de países en peores condiciones era de 25 en 1971 y de 48 en la actualidad y que sólo tres estados -Botsuana en 1994, Cabo Verde en 2007 y Maldivas en 2011- han podido "graduarse" del grupo LDC.

También hacen hincapié en que, a pesar de que en la Conferencia de Bruselas de 2001 se pactó un incremento de las ayudas de los países más ricos a los LDC hasta el 0,15 por ciento de la Renta Nacional Bruta (RNB), ésta sólo ha aumentado hasta el 0,09 % (0,11 en el caso de España). Y en esta reunión tampoco se ha avanzado en el tema.

Una fuente diplomática europea reconoció a Efe que los países más pobres no están contentos con el resultado de la cumbre, entre otras cosas, porque la representación de los países donantes -los más desarrollados- ha sido de bajo nivel.

"De todas formas, los países más pobres entienden que la situación económica en nuestros países es delicada debido a la crisis", explicó.

Las guías del llamado Programa de Acción de Estambul pasan por mantener un crecimiento del PIB superior al 7 % anual gracias a "un incremento de la productividad en todos los sectores económicos" de los LDC y por reducir su vulnerabilidad ante las crisis económica, climática y alimentaria, ya que la mayoría de estos países, a pesar de su riqueza natural, deben importar los alimentos.

Asimismo, llama a fomentar la igualdad de sexos, fomentar el buen gobierno y la transparencia, y hacer más efectiva la ayuda internacional.

Sin embargo, diversas ONG criticaron que el programa es demasiado vago, no acepta condonar la deuda externa ni permite a los LDC exportar a los países ricos sin aranceles ni cuotas, tal y como pedían.

"Por supuesto no se podía cumplir el cien por cien de las expectativas. Se trata de un pacto entre los países más pobres y sus donantes", concedió Upendra Yadav, ministro de Exteriores de Nepal, el país que preside el grupo LDC.

Según Diarra, lo más importante que se ha conseguido es reforzar el papel de los gobiernos de los LDC como "líderes" a la hora de establecer las prioridades de su desarrollo, reforzando su independencia.

El subsecretario de la ONU también subrayó la importancia de crear regímenes fiscales especiales en los LDC para atraer las inversiones ya que "el futuro está más en el comercio y en la inversión directa que en la Ayuda al Desarrollo".

Distinta opinión expresaron, en un comunicado, las organizaciones de la sociedad civil que participan en la conferencia.

Según estas organizaciones, es positivo que el plan de acción haga hincapié en la productividad -pues "crea empleo"- y que se permita a los gobiernos guiar su desarrollo, pero consideraron negativo que el programa de acción se base en la "liberalización económica".

La experiencia enseña -dijeron- que esto puede llevar a una "explotación insostenible" de los recursos naturales y humanos de los países pobres por parte de las grandes empresas

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web