Imprimir

El Ayuntamiento quiere rebajar más el cloro para preservar las tuberías de la red de agua

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 274

informacion

El Ayuntamiento de Alcoy desea seguir disminuyendo la cloración en el agua potable para preservar las tuberías e impedir,15-12-12mer al mismo tiempo, que la legionela pueda anidar en las zonas afectadas por la corrosión. Así lo señaló ayer el concejal de Medio Ambiente, Jordi Tormo, después de que en el simposio celebrado el jueves se pusiese de manifiesto que la normativa nacional impide adoptar sistemas de desinfección alternativos.

Tal y como informó ese diario, un grupo de expertos analizó el pasado jueves en Alcoy las medidas que se están adoptando para combatir la legionela y las actuaciones que se podrían acometer en el futuro. Entre los diversos asuntos tratados destacó el que hace referencia la red de agua potable, sometida a hipercloración para mantener a raya a la bacteria. Pese a que se puso de manifiesto que este tratamiento no es nocivo para la salud, sí que se señaló que provoca daños por corrosión en la tuberías y que, paradójicamente, favorece que la legionela pueda anidar en las zonas afectadas. También se plantearon sistemas de tratamiento alternativos al cloro, como es el caso de la aplicación de luz ultravioleta combinada con la acción de microorganismos.

Jordi Tormo señaló que estos sistemas, que están introduciéndose en países como Holanda o Canadá, tendrían una aplicación limitada en el caso de Alcoy por factores como las elevadas diferencias de cotas y su elevado coste. Con todo, el principal inconveniente es el marco normativo actual, que no permite estos tratamientos en territorio español.
Así las cosas, el concejal aboga por realizar las intervenciones de prevención y control aplicadas en los últimos años en la red y gestionar a la baja la cloración del agua, como ya se hizo recientemente al pasar de 1,5 partes por millón a 1. Tormo recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tasas inferiores a 0,8, y que el objetivo municipal es ese, siempre y cuando la normalidad epidemiológica existente en la actualidad se mantenga y lo permita.

Durante la celebración del simposio, responsables sanitarios explicaron, por otro lado, que en la actualidad Alcoy presenta una situación común respecto a otros municipios valencianos y del resto del Estado. En concreto, durante 2011 se registraron en el área de salud un total de 399 casos de neumonía, de los que únicamente el 5,26% estuvieron provocados por la legionela.

Pese a todo, en materia preventiva se realizan en la ciudad controles muy superiores a los de otros municipios, pese a que ya no está declarada Zona de Actuación Especial (ZAE) contra la legionela. En este sentido, se mantienen niveles de cloro elevados y se establecen marcadas restricciones respecto al uso y mantenimiento de equipos de refrigeración, maquinaras de limpieza, trenes de lavado y máquinas asfaltadoras, entre otras. El consejo de los expertos es seguir por el mismo camino.

Desde el Ayuntamiento se realiza una valoración muy positiva del simposio, sobre la base de que se ha creado un punto público y abierto para transmitir información y debatir sobre esta materia. La reunión sirvió, además, para presentar estudios que todavía no se habían hecho públicos, como los referidos a la distribución genética de la legionela o la evolución de los trihalometanos en la red pública de agua.

"Por primera vez -subrayó el edil Jordi Tormo- se ha podido hablar de forma abierta sobre este tema que durante algunos años había sido tabú. Con ello, se le está dando normalidad a esta cuestión".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web