Imprimir

Disminuyen un 23% los fumadores en Barcelona en los últimos cuatro años

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 339

larazon

El último informe de la Agencia de Salud Pública de Barcelona de 2011 parece ser un fiel reflejo de los efectos de la crisis06-12-12mer2 en los urbanitas, ya que, debido a las estrecheces económicas, ha disminuido el número de fumadores y se ha mantenido alto el número de personas que se desplazan a pie en vez de en transporte público o privado. Por contra, el sobrepeso y la obesidad sigue extendiéndose entre los más pequeños y frenar las enfermedades de transmisión sexual sigue siendo un reto para las administraciones y los ciudadanos.

«En Barcelona la salud da buenos resultados», afirmó ayer la delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta en la presentación del informe. Las políticas de prevención de los últimos años han tenido efecto en cuanto al tabaquismo, por ejemplo, o el cáncer de mama. Siete de cada diez fumadores se declararon no fumadores, ni si quiera ocasionales, por lo que el tabaquismo ha descendido un 23 por ciento en los últimos cuatro años, según el estudio. Ello repercute directamente en el descenso de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Sí cabría mejorar, en esta línea, la calidad del aire de la Ciudad Condal, cuya incidencia en este tipo de patologías también es alta. En 2011, la capital catalana cumplió con los límites establecidos para las partículas PM10 pero no el máximo permitido de óxidos de nitrógeno en zonas como el Eixample o Gràcia. Los resultados de la incidencia del cáncer de mama también mejoran, dado que el 90 por ciento de las mujeres se realiza mamografías dentro del programa de cribado.

Este tipo de acciones preventivas y las mejoras en la coordinación de los servicios de emergencias, así como el descenso de accidentes de tráfico han logrado que la mortalidad prematura disminuya. Actualmente, la esperanza de vida se mantiene en 79,2 años para los hombres y 85,9 años para las mujeres, lo que se considera niveles altos. Ahora bien, son cada vez más las personas de más de 85 años que viven solas. En Barcelona se han contabilizado 20.300 ancianos, un 12,3 por ciento más que hace dos años.
En lo que la prevención pierde fuelle es en el control de las enfermedades de transmisión sexual. Si bien, las infecciones por VIH disminuyen levemente, no ocurre lo mismo con la sífilis y el linfogranuloma, pero los expertos lo atribuyeron a un brote concreto.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web