Imprimir

Cansancio, tristeza o ganar peso, los síntomas poco claros de problemas con el tiroides

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 328

20minutos

La fatiga excesiva, el desánimo o ganar peso son trastornos habituales que nunca 05-12-2012ja1relacionamos con un trastorno mayor. Sin embargo, detrás de ellos puede haber un problema con la glándula tiroides. Son síntomas poco claros y a veces pasan desapercibidos.

El tiroides tiene un papel clave en el metabolismo, ya que –como explica Consumer– regula la intensidad de muchas funciones del organismo. La glándula segrega las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), hormonas intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas activándolas y manteniendo el ritmo vital. Así, los cambios en el funcionamiento de la glándula tiroides repercuten de forma importante en todo el organismo.

Cuando la glándula aumenta su actividad hablamos de hipertiroidismo. Los afectados se sienten inquietos y acalorados, tienen mucho apetito, comen más pero, en contra de lo esperado, pierden peso, ya que su metabolismo está acelerado.

Los cambios en el funcionamiento del tiroides repercuten en todo el organismoPor el contrario, cuando disminuye la actividad del tiroides se sufre de hipotiroidismo. Los afectados se sienten tristes, en exceso fatigados y engordan sin motivo. Además, el hipotiroidismo puede provocar dolores musculares, somnolencia, caída del cabello, pérdida de memoria, sordera, estreñimiento e intolerancia al frío.

El hipotiroidismo subclínico afecta con más frecuencia al sexo femenino: lo padecen cerca del 8% de las mujeres entre 40 y 50 años y el 20% en las de más de 60 años. En el hipotiroidismo subclínico, la disfunción de la glándula es tan incipiente que puede pasar casi inadvertida, aunque también puede generar algunos síntomas.

No siempre la disfunción de la glándula es importante. A menudo, las alteraciones son poco importantes y pasan casi desapercibidas. Por este motivo, ante un cansancio excesivo o síntomas poco claros, es importante someterse a un estudio del tiroides.

El tratamiento también es simple. Consiste en administrar un pequeño suplemento hormonal para mejorar los niveles en sangre. No obstante, es fundamental hacerlo solo cuando es necesario, ya que un exceso llevaría a la situación contraria de hipertiroidismo.
Yodo para ayudar al tiroides

Para mantener al tiroides en forma es importante seguir una dieta que contenga un aporte de yodo suficiente. Este elemento es indispensable para la glándula, pilar fundamental para la fabricación de hormonas. Pero ingerirlo no es sencillo.

La cantidad de yodo no solo depende del tipo de alimento, sino también, en el caso de los vegetales, del lugar donde se han cultivado. Igual pasa con los animales: el aporte de su carne y leche estará relacionado con los vegetales de los que se alimenten. Las zonas costeras son más ricas en yodo y en algunas zonas montañosas y del interior la cantidad es baja.

El yodo tiende a acumularse en el mar; por este motivo, los alimentos de origen marino, sean algas, pescado o marisco, son especialmente ricos en este oligoelemento.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web