Imprimir

«El cáncer de mama puede curarse al cien por cien»

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 309

larazon

16-09-2012je2¿Qué puede esperar una mujer diagnosticada de cáncer de mama?

–Lo primero comprensión y luego una buena explicación: lo que tiene, qué es lo que le va a pasar, en qué consisten los tratamientos, cuál es el pronóstico y, sobre todo, que le transmitan que el cáncer aunque sea una enfermedad con un nombre maldito no es una enfermedad maldita. De hecho, y sobre todo en cáncer de mama, un grandísimo número de pacientes se curan; entre el 75 y el 85 por ciento de ellas y si el estadio es precoz, entre el 80 y el 90 por ciento.

–¿En que consiste hoy por hoy el tratamiento?

–Cada vez más en la individualización. Es decir, no existe un tratamiento para el cáncer de mama, cada cáncer de mama tiene un tratamiento. Pero en líneas generales, sobre todo cuando es localizado, debe incluir siempre o casi siempre cirugía, y depende del tipo de tumor podrá o no incluir quimio, tratamientos biológicos, hormonales o radioterapia. Esta combinación depende del estado de la paciente y del tumor.

–¿Podría destacar un último avance en cuanto a los tratamientos?

–Es difícil hablar de un último y no de unos últimos avances. Cada año aparecen entre uno y tres nuevos fármacos que se comercializan. Este último año hemos tenido dos avances muy importante en cáncer de mama y, sobre todo, metastásico. Uno de ellos se aplica al cáncer HER2 positivo que es un tipo de tumor con unas características peculiares y que es especialmente agresivo. Tenemos un nuevo fármaco que se tolera muy bien y que, combinado con los anteriores, mejora muchísimo el pronóstico. El segundo avance se refiere a los tumores de mama hormonales. Ahora tenemos un nuevo fármaco que puede revertir las resistencias y mejorar la calidad de vida de las pacientes.

–¿La resistencia es algo normal?

–Cuando los tumores de mama son metastásicos hablamos de que no se pueden curar y el objetivo es cronificarlo. Una característica común en ellos es que con el tiempo las células se van haciendo resistentes. Uno de los puntos más importantes de la investigación es buscar, precisamente, los mecanismos por los que las células se hacen resistentes a los fármacos.

–¿Qué significa e implica cronificar?

–Darnos cuenta de que muchas pacientes se van a morir con su cáncer y no de su cáncer. En cuanto a la calidad de vida, esta depende de muchas cosas como del tipo de tumor que tenga la paciente. Hay tumores que se tratan con un sola pastilla prácticamente sin efectos secundarios y se puede hacer vida normal, aunque también puede ser que se tenga que hacer un tratamiento de quimio. Aún así, cada vez se desarrollan tratamientos mejor tolerados.

–Y si se supera el cáncer, ¿qué probabilidad hay de recaida?

–Depende de muchísimos factores pero la mayoría se curan por lo que las posibilidades son bajas. Ahora tenemos más pacientes que se han curado y esto, en sí mismo, empieza a ser un problema porque cuando una paciente lo ha pasado mal, luego se encuentra desprotegida.

– ¿Curarse es un problema?

–Al terminar los tratamientos las pacientes se sienten desprotegidas, padecen la ansiedad de haber pasado por un cáncer y algunas sufren los efectos residuales de los tratamientos. La palabra cáncer marca psicológicamente a las pacientes. En EE UU, ya están poniendo el foco en ello.

–Entonces, ¿podemos hablar de curación total del cáncer?

–Hablamos de supervivencia, que es un término interesante porque es muy psicológico. Viene a decirle a la paciente «oye, es muy raro que vuelvas a tener otro». Evidentemente, puede pasar, pero cuando decimos que una paciente ha sobrevivido a un cáncer lo que se pretende es que la mujer se sepa curada en el sentido estricto de la palabra. Insisto, el cáncer de mama es de las pocas enfermedades de las que podemos decir que uno se cura de forma absoluta.

–¿Existe algún tipo de laguna en el tratamiento que, como médico, haya podido observar?

–Muchas, y una que puede escribirse en mayúsculas: la crisis y cómo está afectando a la investigación. España es un país con una medicina excelente que está entre las tres mejores del mundo, y con una investigación clínica y preclínica muy buena que son motores de la medicina. Entre todos tenemos que impedir que afecte a la asistencia, pero en investigación ya es así.

–Teniendo en cuenta la falta de recursos públicos, ¿dónde se están poniendo los esfuerzos en investigación?

–Hemos pasado de recibir 100 a recibir 40 o 30, así que con lo que recibimos y lo que conseguimos con ayudas internacionales priorizamos la investigación clínica aplicada a pacientes, la investigación traslacional.

Moda solidaria para apoyar la investigación

En tiempos de crisis, toda iniciativa solidaria es poca, porque «de gotas se llenan los océanos». Y es así, precisamente con este espíritu, que nace Okadaï, una marca de ropa que persigue crear tendencia, no sólo en moda sino también en solidaridad. El 25 por ciento de sus ganancias se destinarán a impulsar proyectos relacionados con el cáncer con el objetivo de acortar la lucha contra esta enfermedad. Las creaciones de Mamen Paloma y Mercedes Tramuns (en la foto en el Hotel W de Barcelona) pueden verse y comprarse en www.okadai.es.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web