Imprimir

60.000 firmas para que los 'sin papeles' no sean excluidos del sistema sanitario

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 424

deia

Apenas mes y medio antes del 1 de septiembre, fecha marcada por el Real Decreto Ley18-07-2012e1 16/2012 del Gobierno de Rajoy, para no renovar las tarjetas sanitarias (TIS) a inmigrantes en situación irregular, tres organización no gubernamentales (ONG) -Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y Red Acoge, a través de la asociación Karibu- han aunado fuerzas para salir a la calle y entregar más de 60.000 firmas, recogidas en todo el Estado, en las sedes presidenciales de diversas comunidades autónomas (CC.AA.) para exigir que "no adopten medidas regresivas en el acceso al derecho a la salud".

Con esta acción, las organizaciones exigen a las autoridades que garanticen el acceso y disfrute del derecho a la salud de todas las personas "en cumplimiento de sus obligaciones internacionales", en referencia al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que obliga a los estados firmantes a "respetar, proteger y cumplir el derecho a la salud sin regresividad y sin discriminación".

Desde las tres ONG alertaron de que de llevarse a cabo la limitación a los inmigrantes sin papeles del acceso a los servicio de salud, las consecuencias podrían ser graves, "especialmente sobre las personas enfermas de dolencias infecciosas como la tuberculosis o el sida".

Esta iniciativa se suma también a la llevada a cabo en junio por los médicos y enfermeras vascos. Por vez primera en el Estado, diez sociedades sanitarias se unieron y anunciaron una campaña contra el decreto que restringe las prestaciones sanitarias para los extranjeros en situación administrativa irregular.

"Nosotros atendemos a personas, no a asegurados", zanjaron los representantes de más de 10.000 profesionales de Osakidetza. En esta línea, los sanitarios vascos consideran que el decreto de Rajoy supone un problema ético inasumible. "Nosotros estamos para atender a los pacientes; nos negamos a actuar de otro modo".

Con este mismo hilo conductor, el presidente de la Sociedad de Médicos de Familia y Comunitaria de Euskadi (semFYC), el doctor Rafael Gracias, recalca que "no tiene mucho sentido que nos pidan a los profesionales que apliquemos estas medidas que, por otro lazo, no conllevarán ahorro al sistema de salud".

Entre las futuras acciones, Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y Red Acoge destacan que estarán ojo avizor tanto en las comunidades que han aprobado la reforma y no apliquen la discriminación, como para ver "cómo van a dar la atención sanitaria aquellas CC.AA. que se han opuesto a la medida", entre las que se hallan Euskadi, Andalucía, Cataluña, Asturias o Valencia.

Las tres organizaciones promotoras de la recogida de firmas mostraron su "preocupación por el retroceso en la universalidad del acceso al derecho a la salud para las personas españolas residentes, garantizado por la Ley General de Salud Pública 33/2011". A su juicio, la reforma sanitaria, sin realizar mención alguna a esta ley limita el acceso a la salud a las personas con consideración de "aseguradas y beneficiarios".

Así, recordaron que el principio de universalidad en la atención sanitaria está contenido en varios Estatutos, entre ellos el de Gernika.

Además, las organizaciones mostraron su inquietud porque el copago farmacéutico que se aplica en la mayoría de las comunidades, menos por ahora en Euskadi, provoque que los pensionistas con rentas bajas no puedan afrontar con garantías y en su totalidad sus tratamientos y decidan por tanto suspenderlos.

Mientras, el Ejecutivo de López asiste en silencio al recurso de inconstitucional del Gobierno de central contra el decreto vasco que hará que en dos meses se aplique el repago farmacéutico también en Euskadi.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web