Imprimir

EE.UU. aprueba el uso del primer fármaco preventivo para la infección por VIH

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 202

abc

La Agencia del Medicamento estadounidense (FDA) ha aprobado el uso de 'Truvada',18-07-2012JA1 desarrollado por Gilead Sciences, como fármaco preventivo de la infección del VIH. De este modo, se convierte en el primero autorizado para prevenir la infección en personas con alto riesgo de contraer el virus que causa el sida. «La aprobación de hoy marca un hito importante en nuestra lucha contra el VIH », dijo la comisionada de la FDA, Margaret Hamburg en un comunicado.

Esta aprobación se esperaba desde el pasado mes de mayo cuando un panel de expertos externos de la FDA recomendaban, por primera vez en la historia, su aprobación.

Este fármaco de Gilead combina tenofovir- conocido como 'Viread'- y emtricitabina, con el nombre comercial 'Emtriva', en una sola píldora. Hasta ahora contaba con aprobación de la FDA en combinación con otros agentes antirretrovirales para el tratamiento de pacientes de más de 12 años ya infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana. Así, se ha aprobado para las personas que aún no están infectadas, pero pueden participar en actividades sexuales con parejas infectadas por el VIH, un concepto conocido como profilaxis pre-exposición (PrEP). La recomendación es una toma diaria y, siempre, teniendo en cuenta que las prácticas sexuales deben ser lo más seguras posible para reducir el riesgo.

Como condición para su aprobación, Gilead está obligado a recoger muestras de las personas que contraen el VIH mientras esté tomando 'Truvada' y para evaluar la resistencia potencial a la droga. También se usarán para recopilar datos de las mujeres que queden embarazadas mientras toman 'Truvada' como profiláctico.

Resistencias

En este sentido, un informe informe previo a la Conferencia Internacional del Sida que se inicia el próximo día 22 en Washington (EE.UU.) alertaba sobre aumento de las resistencias a los fármacos antirretrovirales. Así, las autoridades sanitarias han detectado un aumento en el número de personas infectadas por el VIH que ha desarrollado una resistencia a los medicamentos.

«En los setenta y dos países donde se hizo la encuesta se detectó que el 6,8% de los pacientes ha desarrollado resistencia a los medicamentos», dijo a Efe Gottfried Hirnschall, el director del Departamento de VIH/SIDA de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Actualmente más de 6,6 millones de personas en los países de ingresos bajos y medianos reciben tratamiento antirretroviral y, según Hirnschall, la meta es llegar a una cobertura de 15 millones de personas hacia 2015. «Aunque va en aumento, la resistencia a los medicamentos no ha ocurrido a los niveles altos que algunos expertos vaticinaban como consecuencia de la rápida intensificación de la terapia antirretroviral», añadió el experto.

En los países de altos ingresos como Australia, Japón, Estados Unidos y los países de Europa, los datos indican que del 10% al 17% de las personas en tratamiento están infectadas con un virus resistente, al menos, a un medicamento antirretroviral. La diferencia de las tasas de resistencia entre países de altos ingresos y los de ingresos bajos y medios puede ser resultado del empleo inicial de un solo medicamento en los países industrializados, en contraste con la introducción de los regímenes con múltiples medicamentos en el resto del mundo.

El informe revisa los datos sobre la resistencia a los medicamentos para el VIH entre 2003 y 2010, y señala que «si la resistencia se detecta a tiempo y se pone a los pacientes en regímenes variados, las combinaciones estándar probablemente serán eficaces para la mayoría de los pacientes».

La OMS enfatizó la importancia de una vigilancia que permita determinar que los pacientes que inician la terapia la continúen y detectar cuándo los regímenes de medicamentos que reciben dejan de ser eficaces. «Un análisis de los programas de terapia antirretroviral que funcionan con los indicadores de aviso temprano de resistencia a los medicamentos para el VIH en más de 50 países identificó brechas importantes en la distribución de servicios y el desempeño de los programas, en particular con respecto a los suministros, la adhesión al tratamiento y la retención de pacientes», explicó el documento.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web