Imprimir

La UC estudia mecanismos para frenar el cáncer colorrectal

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 213

que

Todas las células del cuerpo responden a un proceso natural por el que nacen, se reproducen y17-07-2012ja1 mueren. El problema del cáncer llega cuando el segundo de esos pasos se descontrola por órdenes erróneas. La ciencia ha descubierto ya que el problema no reside en quien da esa orden, sino en quien la hace llegar a la célula. El torrente sanguíneo está lleno de esos mensajeros o 'intermediarios', que regulan la reproducción celular. De cuando en cuando, alguno muta y transmite el mensaje erróneo.

«El problema es que no es fácil identificar un intermediario aberrante del normal. Lo que les separa son rasgos muy sutiles; pero localizarlos nos puede ayudar a encontrar fármacos capaces de inhibirlos para frenar así la reproducción indiscriminada de células cancerígenas».

El investigador Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (Ibbtec) Piero Crespo resumió ayer en la Universidad de Cantabria con pocas palabras el proyecto que ocupa su vida en el centro mixto de la UC y el CSIC. 'Biología molecular del cáncer: fronteras y perspectivas', tituló el monográfico en el que recordó que tales investigaciones ya han dado resultados en casos como el de la leucemia mieloide crónica y el melanoma. En ambas enfermedades, la inhibición de la reproducción celular indiscriminada mediante fármacos específicos ha ralentizado sorprendentemente el crecimiento de los tumores.

Dar con ellos y frenarlos

El objetivo es identificar esos intermediarios patógenos, distinguirlos de los sanos y hallar el modo de destruirlos o inhabilitarlos sin afectar al resto. Es una obra de señalización celular certera en la que lleva años hurgando la biotecnología con varias posibilidades en la mano: desde el tratamiento con compuestos orgánicos con dianas concretas, hasta la nanotecnología aplicada a la Medicina.

Fue el equipo de Piero Crespo el que publicó el pasado año un mecanismo capaz de regular el movimiento de las células cancerígenas y en el que también se podía manipular esa señalización aberrante. «Son conceptos que van unidos, y que nos está ayudando a descifrar el modo en que funciona todo este proceso», señaló.

Tras el éxito de la inhibición de la proliferación celular cancerosa en la leucemia mieloide y el melanoma, Crespo lidera ahora un equipo en al Ibbtec centrado en los estudios de esos intermediarios aberrantes responsables de los casos de cánceres colorrectales. La idea es, en principio, encontrar estos indicadores en todas las patologías.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web