Imprimir

Las picaduras de medusa mejoran con agua salada, pomada y compresas frías

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 251

hechosdehoy

Con la llegada del verano, las medusas aterrizan en las aguas del mar para dar la bienvenida a15-07-2012JA2 sus bañistas. Las picaduras de estos organismos de cuerpo gelatinoso pueden llegar a ser muy molestas. Por ello, limpiar la herida, aplicar compresas frías para el dolor y una pomada con corticoides para reducir la inflamación pueden ser los remedios que ayuden a combatir estas picaduras.

El internista del Hospital USP San Camilo de Madrid, el doctor Javier Montero, desmiente que limpiar la herida con agua dulce u orina pueda mejorar la picadura o reducir el dolor y que ello, solo conlleva a extender la erupción cutánea mucho más porque se va a extender el tóxico.

Murcia, Huelva, Málaga o Cádiz son algunas de las zonas más afectadas por la visita de medusas lo que provoca una alarma social pese a ser algo "normal" todos los veranos. El motivo de estas plagas se debe a circunstancias medioambientales como la escasez de lluvia que reduce el agua dulce en las zonas costeras, pero también el viento y el aumento de "vertido tóxicos" generan su aparición.

El experto considera que los bañistas deben acudir a los efectivos de Cruz Roja o en su defecto a los vigilantes para preguntar sobre la situación de los bancos de medusas en el mar. Una vez que se produce la picadura de la medusa, el "síntoma fundamental es el dolor y el picor local en la zona que entra en contacto con el tentáculo. Habitualmente los síntomas no pasan de ahí".

Sin embargo, existe un número reducido que puede llegar a producir un shock anafiláctico por una reacción alérgica al tóxico de la medusa. Por ello, las recomendaciones son desde lavar la zona con agua salada para evitar que se extienda, hasta la aplicación de compresas frías para aminorar el dolor y el picor. Si existe algún tentáculo clavado hay que eliminarlo con guantes y para extraerlo se debe usar vinagre ya que ayuda a que se extraiga de la piel.

Si el afectado se aplica una pomada que contenta antihistamínicos y corticoides, mejorará en las primeras 48 o 72 horas. La lesión en cuestión no suele durar más de tres días y el dolor entre treinta y sesenta minutos aunque puede llegar a las 6 o 7 horas.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web