Imprimir

Una de cada cinco consultas de los centros de salud se realiza a distancia

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 207

elpais

Osakidetza ya no solo está dentro de los muros de los centros de salud y de los hospitales, sino que secentro de salud adentra en todos los hogares de Euskadi. La avanzadilla de este cambio de concepto, el del Servicio vasco de Salud a distancia -una multitud de proyectos que se agrupan en Osarean- son las consultas con el médico o la enfermera de los centros de salud sin tener que acudir a él, una rutina que se está incrementando a pasos agigantados y que esta semana ha superado los dos millones de consultas telefónicas que han sustituido a las presenciales.

El Servicio vasco de Salud dio ayer a conocer que, año y medio después de ponerse en marcha la posibilidad de contactar con los profesionales sanitarios por teléfono, han sido ya 2.000.442 las visitas no presenciales. Son 5.866 cada día, lo que supone el 19% de las consultas totales. Dicho de otro modo, cerca de una de cada cinco visitas al médico o la enfermera del centro de salud se hacen ya sin necesidad de salir de casa. La mayoría de ellas se emplean para conocer los resultados de unos análisis, para consultar dudas sobre pruebas que se vayan a realizar y cambios en medicamentos.

A ellos se suman otras 120.000 consultas a distancia con el médico especialista, una alternativa que está tomando cuerpo, ya que en la primera mitad del año se ha superado con creces las 71.000 consultas telefónicas al especialista que se realizaron en todo el año pasado. Para avanzar en el concepto de la Osakidetza a distancia, el Servicio cuenta con aplicaciones para teléfonos a través de las que se puede acceder al consejo sanitario. Es otra de las medidas para asesorar a distancia las 24 horas del día a los enfermos sobre dolencias menores y puntuales, y a la cita previa por internet —en 2011 2,7 millones de citas fueron pedidas por canales no presenciales, el teléfono e internet, que se superará en 2012, porque ya se han alcanzado cerca de dos millones de peticiones—.

Por otro lado, y ante la tranquilidad que impera en Euskadi en torno al copago farmacéutico, un cambio que sí está generando problemas en farmacias y pacientes del resto de comunidades autónomas, ayer por la mañana un alcalde de una localidad limítrofe con Euskadi apuntaba a una reflexión que podría extenderse entre los habitantes de estos municipios. Durante un encuentro con el diputado general de Álava, Javier de Andrés, en el que oficializaron dos convenios de colaboración para la prestación de servicios sociales a sus municipios, los alcaldes de La Puebla de Arganzón y Treviño, Roberto Ortiz Urbina e Inmaculada Ranedo relataron cómo están viviendo los habitantes de estos municipios el copago farmacéutico. Mientras que Ranedo explicó no haber detectado grandes cambios, Ortiz aseguró que hay "inquietud" y que las diferencias a la hora de afrontar las medidas de pago de medicamentos decretadas por el Ministerio de Sanidad entre su comunidad, Castilla y Euskadi tienen su directa influencia en la población.

Y es que, tal y como relató, al menos la mitad de quienes viven en la localidad de la que él es alcalde está empadronado en localidades alavesas, lo que les da acceso a los servicios de Osakidetza y, por tanto, a evitar el nuevo copago de medicamentos. Por contra, la otra mitad de los habitantes, los empadronados en la provincia de Burgos, que sí acata el mandato ministerial, deben hacer frente a nuevos pagos. Ortiz aseguró que se corre el riesgo de un "trasvase a Álava" en cuanto al empadronamiento, lo cual perjudicaría, según reconoció, a La Puebla de Arganzón. Asimismo, avisó de que hay gente "entre dos aguas".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web