Imprimir

El sobrepeso de la humanidad, otro peligro para el planeta

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 299

abc

El conjunto de la humanidad pesaba en 2005 cerca de 287 millones de toneladas, casi 50 veces20-06-2012e1 el peso de la pirámide de Giza. Según un grupo de investigadores británicos el 5% de dicha cifra se debía al sobrepeso. El equivalente a 242 millones de personas extra.

La necesidad energética de una especie depende en buena medida de su biomasa (producto de multiplicar el número de individuos por su peso promedio). Según los autores del estudio, publicado en BMC Public Health, se presta más atención al número de humanos que a su peso promedio, a pesar de que hay evidencias de que éste también aumenta. Alimentar a una población que crece  en cualquiera de los dos factores exige más recursos y, por tanto, mayor impacto ecológico.

Los investigadores han separado los resultados por regiones. Norteamérica, con un peso promedio de 80,7kg, es la región más gruesa del planeta. En dicho territorio «una tonelada de biomasa humana corresponde a doce adultos», aseguran en el estudio. Harían falta 17 asiáticos para compensarlos en una balanza. Aunque México, Estados Unidos y Canadá representan sólo el 6% de la población, sus ciudadanos suponen un 7,3% del peso de la humanidad.

Asia, con 57,7kg, es la región que cuenta con un menor peso promedio por ciudadano. Aun así, al ser el territorio más poblado —más de 2.800 millones de habitantes—, representan la demarcación con mayor biomasa humana total. De los 287 millones de toneladas, más de la mitad son asiáticas.

Sobrepeso en Norteamérica

Si solo se tiene en cuenta el sobrepeso —calculado a partir del Índice de Masa Corporal— las cifras son muy distintas. Norteamérica es entonces responsable de un quinto del total de los kilos de más del planeta —de 3,2 millones de toneladas—. Asia, que tiene 10 veces más población, sólo aporta 4,2 millones de toneladas al total.

Según los propios investigadores, su estudio pone de manifiesto la necesidad de contemplar los datos de biomasa a la hora de analizar las consideraciones ecológicas del aumento de la población. El sobrepeso, argumentan, puede tener importantes implicaciones en términos de «necesidades energéticas». «Si todos los países tuviesen un Índice de Masa Corporal (IMC) como el de Estados Unidos, el aumento de biomasa sería equivalente al peso de 1.000 millones de personas», afirman. En términos energéticos, aclaran, el equivalente a sumar las necesidades de 473 millones de adultos en las condiciones presentes.

«Atajar el problema de la obesidad de la población puede ser crítico para la seguridad alimentaria mundial y su sostenibilidad ecológica», afirman los investigadores en su estudio. El aumento de la biomasa, justifican, tendrá importantes implicaciones tanto en el requerimiento global de nuevos recursos, como en la huella ecológica humana.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web