Imprimir

Los especialistas de Cabueñes diagnostican cada día un caso de cáncer colorrectal

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 301

lanuevaespa a

El Hospital de Cabueñes cerró 2011 con 227 cánceres de colon y recto detectados por los27-05-2012ja1 especialistas de digestivo del centro sanitario gijonés, que tiene como referencia una población de 239.145 personas (216.072 mayores de 14 años). El dato ratifica por qué ese tipo de tumores ocupa el segundo lugar entre los más frecuentes en los países desarrollados, tanto en morbilidad como mortalidad, y da la razón a quienes lo consideran un problema de salud importante que debería poder atajarse mejor, puesto que se dispone de medios diagnósticos y tratamientos efectivos cuando se declara de forma precoz. Además, el problema no va a menos ya que se observa un crecimiento en la incidencia.

Pero la cifra de los más de 200 cánceres detectados entre la población gijonesa en un año cobra una dimensión mayor cuando implica reconocer que «cada día laborable diagnosticamos en el servicio un cáncer colorrectal nuevo», tal como ayer explicó en el salón de actos del hospital gijonés el especialista Adolfo Suárez.

Suárez es uno de los médicos de la región que llevan años involucrados en la lucha por implantar programas precoces de cribado -como ocurre con los cánceres de mama- frente a este tipo de tumores. Ese cribado según el Ministerio de Sanidad tendría que plantearse de forma rutinaria a todos los hombres y mujeres mayores de 50 años, para lo cual debe hacerse un estudio de sangre oculta en heces cada dos años y, si resulta positivo, una colonoscopia. Aunque hay comunidades donde ya se lleva a cabo, en Asturias aún no está en marcha y es de temer que las actuales circunstancias económicas lo sigan frenando.

Lo que sí está en marcha en Asturias, con especial intensidad en Avilés y en Gijón, es un cribado de control sobre quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de colon. Es decir, que aquellos gijoneses cuyos padre, madre, hermanos o hijos (familiares de primer grado) hayan sufrido un cáncer de colon o de recto, se van a empezar a acostumbrar a que directamente desde el centro de salud se les derive, sin más consultas entre medias, a Cabueñes para hacerse una colonoscopia preventiva. Si no aceptaran, se les ofrecerá una prueba de sangre oculta en heces.

Los resultados de ese programa de derivación directa desde Atención Primaria fueron los que presentó ayer en el hospital gijonés Adolfo Suárez, en una sesión clínica que sirvió además para oficializar su despedida de Cabueñes tras 20 años de actividad ininterrumpida, ya que acaba de ser nombrado jefe de sección de Digestivo del Hospital Universitario Central de Asturias. Suárez aseguró que se va con la satisfacción de dejar «perfectamente implantado y lanzado» ese programa preventivo familiar, gracias al cual se llevan realizados en los últimos cinco años 2.839 colonoscopias en pacientes sin ningún síntoma que hiciera prever la enfermedad.

Entre ese grupo de «asintomáticos» se diagnosticaron 20 neoplasias -cánceres- y 854 pólipos (justamente uno de los elementos de riesgo que buscan los especialistas), de los cuales 204 tenían un riesgo alto de llegar a desarrollar tumor.

El porcentaje de colonoscopias, precisamente por la implantación de controles, sufrirá un aumento este año. «De hecho, ya lo estamos notando; si en 2011 se hicieron casi 4.000 en total en el hospital, este año seguro se cerrará con 4.500 colonoscopias», confirmó Adolfo Suárez. Para hacer frente a esas necesidades, desde el pasado mes de marzo el Hospital de Cabueñes ha abierto la tercera sala de endoscopia con que se equipó el centro. «En sólo un trimestre las colonoscopias que se han pedido directamente desde primaria son ya el 20% de todas las que se hacen en el hospital. Eso da idea de que hay un compromiso que a largo plazo nos tiene que dar resultados», apuntó Suárez. Respecto al coste que eso implica para la sanidad pública, el especialista es contundente: «No hay que hacer menos pruebas, ni tampoco muchas más, sino hacerlas bien. Cuando hay evidencias suficientes de cómo hay que hacer las cosas, no hay excusas», sostiene.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web