Imprimir

La mortalidad de un infarto varía un 30% en función del hospital en el que se trate

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 338

lanuevaespa a

Una mejor organización profesional y hospitalaria en la asistencia de los pacientes que 25-05-2012e1sufren un infarto agudo de miocardio puede reducir en un 30 por ciento el número de fallecimientos además de los reingresos, las duplicidades tanto de recursos humanos como de medios técnicos y equipamientos y los costes que los tratamientos conllevan para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Estas conclusiones se derivan del estudio 'Recursos y Calidad en Cardiología' (RECALCAR) realizado por la Sociedad Española de Cardiología en colaboración con el Ministro de Sanidad y las comunidades autónomas. Para ello, se han analizado 262 unidades de cardiología de hospitales españoles y se han examinado los datos del registro CMBN del SNS cedidos por el Ministerio, relativos a 2009, que recoge las altas de 50.000 episodios de infarto agudo de miocardio y 350.000 por enfermedad cardiaca.

Gracias a este análisis, basado en datos "sólidos y fiables", se ha demostrado que aquellos hospitales que cuentan con los mejores profesionales y con la mejor tecnología consiguen dar una mayor "excelencia" a los pacientes y reducen los costes. Este sistema se ha implantado ya en algunas comunidades autónomas como Galicia donde se ha reducido en un 50 por ciento el número de fallecimientos por infarto agudo de miocardio. Asimismo, Navarra, la zona metropolitana de Cataluña y Murcia lo tienen también implantado.

"Cuando estos enfermos ingresan en un hospital con más de 300 camas los resultados son mejores que cuando lo hacen en otros centros con menores dotaciones y complejidad", ha asegurado el presidente de la SEC, Vicente Bertomeu, quien además ha recordado que la implantación de esta red de coordinación no necesita más dinero sino que basta con reorganizar los recursos ya disponibles.

INGRESAR EN EL HOSPITAL MÁS CERCANO NO ES LA MEJOR OPCIÓN

Por tanto, se demuestra que ingresar a un paciente con infarto agudo de miocardio en el hospital más cercano no siempre es la mejor opción, al igual que tampoco lo es hacer más centros hospitalarios o abrir salas de hemodinámica que no se ajustan en cuanto a su dotación y organización a las recomendaciones de las sociedades científicas ya que, de esta forma, no se aportan beneficios sanitarios ni económicos.

Se trata por tanto de organizar los recursos y de intentar que las unidades de Emergencias sean capaces de dirigir al paciente a aquel hospital que tiene los mejores profesionales y medios sanitarios para atender esta enfermedad. "Los centros que tienen una mayor complejidad en su atención, en los servicios, en el número de camas y en el número de patologías tratadas son lo que tienen unos mejores resultados", ha comentado el vicepresidente ejecutivo del Consejo Asesor de la SEC, Alfonso Castro Beiras.

En este sentido, el presidente electo de la SEC, José Ramón González, ha recordado que para incorporar la "excelencia" en el SNS es necesario que los profesionales sanitarios se pongan de acuerdo y trabajen conjuntamente en la forma de cómo actuar ante un infarto agudo de miocardio.

"Este trabajo en red es clave porque en ahí va incluida la vida de los pacientes y la sostenibilidad y excelencia del Sistema Nacional de Salud. Además, no hace falta incorporar nuevos recursos ya que toda la geografía española dispone de centros para tratar con la máxima excelencia a estos pacientes", ha recalcado González.

A este respecto, el actual presidente de la SEC ha recordado que uno de los principales problemas del SNS es su "fragmentación", tanto entre las comunidades autónomas como entre los propios hospitales de cada región, y ha lamentado que en los últimos años se haya caído en el "error" de creer que hacer más hospitales era "mejor" para la atención a los pacientes. "Nos hemos pasado porque esto sólo ha conseguido duplicar los servicios y encarecer los costes. Por eso nuestra propuesta es que se actúe de forma coordinada y no se dupliquen las estructuras", ha subrayado.

Asimismo, estos expertos han asegurado que la adaptación de este nuevo modelo asistencial podría ser muy rápida, teniendo en cuenta que ya se dispone de la infraestructura necesaria para llevar a cabo estos cambios, y sabiendo que los cardiólogos son los "primeros" que saben cómo actuar. Además, esta iniciativa ha contado con el "absoluto" apoyo del Ministerio de Sanidad que lo ha incluido en el documento de 'Estándares y recomendaciones de las unidades asistenciales del área del corazón'.

'RECALCAR' está estudiando las mismas variables en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva y el conjunto de las enfermedades cardiacas para descubrir las medidas necesarias a la hora de mejorar la asistencia en pacientes que sufran estas patologías. Las conclusiones completas del proyecto serán presentadas por la SEC en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2012, que se celebrará desde el 18 hasta el 20 de octubre en Sevilla.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web