Imprimir

La mitad de los niños con dermatitis atópica desarrolla alergia a alimentos

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 245

larazon

En general, las reacciones alérgicas pueden tener múltiples manifestaciones con una 18-05-2012ja1intensidad variable. Así, se suelen iniciar con prurito o picor, acompañado de habones que suelen generalizarse.

El edema es habitual en los párpados y los labios, afectando a manos y pies en los más pequeños. En casos graves puede llegar a afectar a las vías respiratorias creando una situación de riesgo para la vida del paciente. En niños con alergia respiratoria las manifestaciones de rinitis, conjuntivitis y broncoespasmo son más frecuentes cuando se asocian a alergia a alimentos y elevan el riesgo de reacciones graves.

Por este motivo, esta experta considera que un diagnóstico "preciso" de la alergia favorece el conocimiento y el manejo de la enfermedad, evitando dietas innecesarias y proporcionando un adecuado control de las manifestaciones cutáneas, digestivas y respiratorias y, por tanto, "mejora la calidad de vida y el rendimiento de los niños alérgicos".

Cerca del 15 por ciento de los jóvenes de 13-14 años ha sido diagnosticado de dos o más enfermedades alérgicas como asma y rinitis alérgica. En el caso concreto de España, uno de cada cinco niños padece dermatitis atópica llegando a suponer hasta un 5 por ciento de las consultas pediátricas y la mitad de las consultas de dermatología pediátrica.

La industrialización o el cambio climático están incrementando su prevalencia hasta el punto de convertirlas en una epidemia del siglo XXI en los países desarrollados. "A la mayor incidencia, se suma un incremento en la complejidad de los procesos con la coexistencia de alergias alimentaria y respiratoria con participación cutánea en un mismo paciente", ha concluido Flora Martín.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web