Imprimir

Dime dónde vives y te diré qué droga se consume en tu barrio

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 315

abc

28-04-2012jeEl primer estudio mundial sobre la presencia de restos de drogas en acuíferos urbanos, realizado en Barcelona, dibuja un mapa real sobre el consumo de estas sustancias en las diferentes zonas de la ciudad, asociando, por ejemplo, determinados estupefacientes como la cocaína a los distritos de ocio en los que se mueven personas con mayor poder adquisitivo, y el éxtasis a otros barrios frecuentados por jóvenes con menos recursos.

Las zonas que han sido analizadas pertenecen al área metropolitana de Barcelona y representan a diferentes estratos socioeconómicos. Así, según el informe, presentado hoy en la Ciudad Condal, los niveles más altos de droga se han hallado en el tramo central de la calle Mallorca, en pleno Ensanche, (clase media-alta) donde se ha encontrado cocaína, sin embargo, en la zona del delta del río Besòs (clase media-baja) se han detectado altos niveles de metadona.

Por otro lado, en el entorno de la Avenida Paralelo (clase trabajadora y zona de ocio de jóvenes con menos recursos), la sustancia hallada en mayores concentraciones ha sido el éxtasis. El análisis, realizado por el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA), del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC) y del Departamento de Ingeniería Geotécnica y Geociencias de la UPC, ha desvelado, en general, que las concentraciones de droga son «extremadamente bajas y sin ningún riesgo para la salud pública».

A la alcantarilla

En las aguas subterráneas -que se destinan al riego y la limpieza de las calles-, se ha detectado éxtasis (o MDMA), EDDP (metabolito de metadona), cocaína y diazepam (tranquilizante). Sin embargo, no se han hallado drogas como las anfetaminas, los cannabinoides y los lisérgicos (LSD y alucinógenos genéricos).

A juicio del científico Damià Barceló, del ICRA, el estudio «muestra la capacidad autodepuradora del terreno sobre las aguas subterráneas ante muchos compuestos», aunque se ha observado que a las aguas residuales llegaron grandes cantidades de droga que fueron «vertidas» a la alcantarilla, por ello se explican los niveles de concentración de «drogas de abuso» en dichas aguas.

La investigación, para la se analizaron muestras en los meses de mayo y diciembre de 2010, ha sido publicada en la revista «Science of The Total Environment».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web