Imprimir

Pedro Alonso: "La I+D española salva vidas"

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 257

diariodenavarra

El investigador e impulsor de la primera vacuna contra la malaria, Pedro Alonso, advirtió este25-04-2012ja2 martes que el papel de la investigación española es "esencial" en la lucha contra las enfermedades infecciosas, y un ámbito en el que "ahora más que nunca hay que mantener el esfuerzo y no dar pasos atrás".

En una rueda de prensa convocada con motivo del Día Internacional contra la Malaria que se celebra este miércoles, Alonso, director del Instituto de Salud Global de Barcelona (IS Global), recordó que al menos dieciocho grupos de investigación españoles contribuyen desde distintos frentes a la lucha contra la malaria (inmunología, farmacología, genética del parásito, resistencias, etc).

Estos investigadores de centros públicos y universidades españolas que trabajan principalmente en Mozambique y Guinea Ecuatorial, en colaboración con organizaciones no gubernamentales y con el apoyo de centros privados como el laboratorio Glaxo SmithKline -tiene una línea de investigación específica en malaria-, lideran la I+D española contra esta enfermedad.

De acuerdo con datos del instituto de investigación Policy Cures, entre 2007 y 2010, estos tres agentes españoles han invertido más de 17 millones de dólares en investigación contra la malaria y han captado otros 27 millones de dólares de fondos privados (principalmente de la UE y de la Fundación Bill & Melinda Gates).

"Esta apuesta por la investigación se ha traducido en una importante reducción de la mortalidad y en la creación de nuevos fármacos", porque "la lucha contra las enfermedades infecciosas como la malaria es permanente y el esfuerzo en I+D no debe detenerse nunca", subrayó el científico.

En este tipo de enfermedades "se ganan batallas pero nunca la guerra", porque con el tiempo los medicamentos acaban por generar resistencias, como ya está ocurriendo con la artemisinina (principal componente de los tratamientos contra el paludismo) en el sudeste asiático (Camboya, Laos, Birmania y algunas zonas de China).

El impulsor de la vacuna RTS,S, cuyo ensayo clínico se encuentra ya en fase III (previa al registro por parte de la Organización Mundial de la Salud), recordó que esta profilaxis estará disponible en 2014 o 2015 con una protección del cincuenta por ciento en los casos de malaria clínica y grave.

Sin embargo, advirtió, "esta vacuna no será una bala mágica, sino que deberá combinarse con otras técnicas" que exigen que ahora más que nunca se mantengan los esfuerzos en investigación.

En ese sentido, subrayó que actualmente existe una "buena familia" de fármacos contra la malaria pero que ya han comenzado a producir "resistencias", por lo que "hay que seguir investigando para buscar nuevas generaciones de medicamentos mucho más eficaces".

Además, la I+D tiene otro reto en el control del vector transmisor de esta enfermedad, el mosquito, combatido hasta ahora con piretroides, un insecticida "bueno, barato y eficaz pero que también está generando resistencias".

Por último, dijo Alonso, "quedan inmensos agujeros negros sobre cuáles son y cómo funcionan los mecanismos inmunológicos responsables de la inmunidad" contra la malaria (tanto la natural como la lograda por la vacuna durante los ensayos).

"Conocer bien todos estos mecanismos es clave en la lucha contra la enfermedad" que puede ser erradicada en 35 o 40 años.

La malaria mata a una persona cada treinta segundos, principalmente niños, y es endémica de cien países del mundo, que cobijan al 40% de la población mundial.

La cooperación española ha servido para evitar 100.000 muertes en los últimos 7 años, y por eso, en momentos de crisis como éste, esta enfermedad debe ser una prioridad en esta "lucha a largo plazo".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web