Imprimir

Cantabria necesita más de 70 donaciones de sangre cada día

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 275

eldiariomontaes

La red sanitaria de Cantabria requiere entre 70 y 100 donaciones de sangre al día, lo quedonar sangre implica que las aportaciones deben realizarse de manera constante y homogénea. En 2011, esta demanda quedó cubierta con un total de 25.645 donaciones, pese a producirse una disminución del 0,88% respecto al año anterior. Cantabria se mantiene a la cabeza del ranking nacional, con 43 donaciones por mil habitantes, aunque los nuevos donantes han bajado un 6 por ciento. Son los principales datos recogidos en la memoria de actividad de 2011 que ayer dio a conocer la consejera de Sanidad, María José Saenz de Buruaga, junto al director del banco de sangre y tejidos de Cantabria, José Luis Arroyo, y el presidente de la Asociación de la Hermandad de Donantes de Sangre, Franciso García Menocal.

A nivel nacional los datos están aún por determinar, pero ya sólo el ratio medio registrado en España en 2010 -que llegó al 38,6 por cada mil habitantes- da una pista de lo solidarios que suelen ser los cántabros en cuanto a donaciones de sangre se refiere.

«Se ha logrado la autosuficiencia en la región», destacó la consejera valorando de forma positiva los datos del pasado año pese a la leve disminución del número de donaciones. El baile de cifras responde principalmente a que hubo un aumento en la demanda del 1% (con 243 concentrados de hematíes que fueron reclamadas por encima de las de 2010) y a que los nuevos donantes (2.246 en total) fueron casi un 6% menos de los del año anterior. Aún así, se produjo un incremento del 5,76% en el número de donaciones de plasma.

De los 15.162 cántabros que acudieron bien a una sala de donación o a una de las unidades móviles que se repartieron por la región, 8.517 fueron hombres, esto es, la mayoría con un 56,17%, y 6.645 mujeres, con un porcentaje del 43,82.

La población donante

Pese a mostrarse optimista con los datos, Sáenz de Buruaga aseguró que «no podemos ni debemos bajar la guardia», porque la donación de sangre «no es el acto frecuente que debiera ser». Buena prueba de ello, dijo, es que durante el 2011 donó el 3,8% de la población potencialmente donante de la región, esto es, desde los 18 hasta los 65 años.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web