Imprimir

Tratar cada tumor como una enfermedad única

on . . Visitas: 319

elpais

Los avances tecnológicos están acercando a la realidad el sueño que va más allá de tratar el cáncer04-02-2012JA como proceso y que aspira a tratar con eficacia el cáncer de cada paciente, como una enfermedad única y distinta. El objetivo de la oncología pasa por realizar un tratamiento ajustado a los hallazgos genéticos peculiares de cada individuo. Tal misión no sería posible sin los desarrollos tecnológicos actuales. La secuenciación masiva o de nueva generación permite, con una cantidad reducida del tumor de un paciente, determinar la estructura completa del genoma, y, en especial, la de los genes mutados, sobreexpresados o silenciados, y que por ello serán los directores de la génesis del cáncer.

Estos hallazgos están cambiando el desarrollo de las nuevas terapias, que buscan bloquear o reparar las alteraciones específicas propias de un tumor concreto. El concepto anatómico de cáncer ligado a un órgano (cáncer de mama o de pulmón) va a ser desafiado probablemente por un nuevo paradigma, según el cual los tumores se agruparán por anomalías genéticas.

Ejemplo de ello es lo sucedido con el gen BRAF. Las autoridades sanitarias han aprobado recientemente un inhibidor del gen como un tratamiento eficaz para pacientes con melanoma. Un 60% de ellos tienen una mutación de este gen como fenómeno clave en el desarrollo de la enfermedad. Pero esa mutación la comparten el 10% de los casos de cáncer de colon, el 5% de los de pulmón, casi la mitad de los pacientes con cáncer papilar de tiroides y todos los casos de un tipo de leucemia infrecuente, llamada tricoleucemia. Si el bloqueo de BRAF es eficaz en estos tumores, la implicación de la disección molecular del cáncer se impondría como una necesidad casi más importante que el órgano anatómico sobre el que asienta la enfermedad.

La elaboración de un atlas de genes para cada enfermedad permitirá comprender mejor sus raíces, descifrar su código y encontrar fármacos dirigidos a cada anomalía. Hará falta dedicación, integración de equipos de diversas disciplinas, cooperación entre la ciencia básica y la clínica, visión de futuro, mecenazgo y generosidad. Los pacientes no merecen menos.

Anna Lluch y Andrés Cervantes son jefa de servicio y jefe de sección de Oncología del hospital Clínico de Valencia.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web