Imprimir

El Hospital Virgen de la Salud de Toledo participa en un estudio para probar una nueva terapia contra el cáncer de mama

on . . Visitas: 318

elcorreo

El Hospital Virgen de la Salud de Toledo participa en el estudio LEA, cuyo objetivo es probar la eficacia yHospital_de_la_Princesa seguridad de combinar terapia antiagiogénica y hormonal en los casos de tumores de mama hormonosensibles.

Este trabajo, liderado por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), cuenta con la participación de su homólogo alemán GBG y está dirigido por el presidente de GEICAM, Miguel Martín, y por el doctor Juan de la Haba. Además, el estudio cuenta con la participación de 380 pacientes de las cuales 270 son españolas y el resto alemanas, según ha informado esta organización en nota de prensa.

Como ha indicado el doctor Martín, "no solamente es el primer estudio español que estudia de forma prospectiva y controlada la sinergia derivada de combinar la terapia hormonal con un antiangiogénico, Bevacizumab, sino que también es el primero a nivel europeo e incluso mundial". Según Martín, existe un trabajo similar del grupo americano CALGB, "pero el de GEICAM ha tomado la delantera al conseguir cerrar antes el reclutamiento".

En estas pacientes con la enfermedad en fase metastásica se compararán dos pautas en primera línea de tratamiento: la combinación de terapia antiangiogénica más hormonoterapia frente a hormonoterapia. Aunque la comunicación de resultados estará condicionada por la aparición de eventos (progresiones tumorales), GEICAM calcula que se podrán difundir resultados en la segunda mitad de este año.

Sobre la relación entre los estrógenos y la angiogénesis, el doctor Martín ha explicado que la activación de los receptores estrogénicos por el estradiol estimula la síntesis de factores proangiogénicos, como el VEGF (el mediador clave de la angiogénesis) que, a su vez, estimula el crecimiento del tumor mediante la activación de la neoangiogénesis tumoral.

"Es un fenómeno observado en numerosos estudios preclínicos y se sospecha que ocurre también en el cáncer de mama humano, por eso creemos que la combinación de fármacos antihormonales y antiangiogénicos no solo permite una actuación dual sobre el tumor y su vasculatura, sino que interrumpe las comunicaciones intracelulares que estimulan la síntesis de VEGF", ha apuntado Martín.

El presidente de GEICAM ha avanzado que hasta el momento no se han encontrado signos de toxicidad inesperada con la combinación de ambos tratamientos, y ha afirmado que "Bevacizumab es un medicamento que toleran bien la mayoría de las pacientes con cáncer de mama" y que su efecto secundario más frecuente, la hipertensión arterial, "se controla fácilmente en la mayoría de las enfermas con un antihipertensivo convencional".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web