Imprimir

Linfogranuloma, la enfermedad de transmisión sexual que ha desatado las alarmas

on . . Visitas: 437

abc

Hombre, 35 años y VIH positivo. Este es el perfil de los afectados por una enfermedad de transmisión sexual que 22-01-2012e1parecía relegada al pasado pero que lejos de haberla vencido, los médicos vuelven a enfrentarse a ella. La Agencia de Salud Pública de Barcelona ha lanzado una alerta médica para que el colectivo se mantenga atento al hasta ahora olvidado linfogranuloma venéreo. Se trata de una ETS (enfermedad de transmisión sexual) que es muy frecuente en países tropicales y que se transmite a través de prácticas sexuales desprotegidas.

Generalmente, cuando hablamos de estos tipos de contagios pensamos en el sida, la clamídea o la sífilis, sin pensar que hay muchisimas más aunque eso sí, todas cortadas por el mismo patrón, la falta de protección. La epidemióloga de la ASPB Patricia García de Olalla explica que en el año 2003-2004 se empezaron a diagnosticar varios casos en Holanda «sobre todo entre la población homosexual» y que en España hubo algunos hasta 1980 pero «a partir de entonces la enfermedad parecía que había caido en el olvido». Para sorpresa del colectivo de médicos, en 2004 desde la Unidad de Infecciones de Transimisión Sexual diagnosticaron en Barcelona el primer caso del siglo XXI, un joven homosexual que había mantenido relaciones íntimas con un hombre holandés.

En el año 2007, ante el incremento de casos en Cataluña, la comunidad decidió vigilar activamente el linfogranuloma, una medida que ha permitido detectar desde entonces 146 casos, 70 de ellos en 2011, muchos de ellos en portadores del VIH. Según la doctora García de Olalla, las personas infectadas por el VIH tienen más probabilidades de transmitirlo ya que «muchos tienen la falsa creencia de que al ser seropositivos están protegidos de otras infecciones», afirma. La epidemióloga explica que hay casos por publicar en el resto de España y avisa de 80 infecciones en Madrid, al menos uno en Castellón y varios más en otras ciudades, y es que a su juicio, la enfermedad está «infradiagnosticada».

En el resto de Europa y en norteamerica se están dando casos también, sobre todo en ciudades grandes y a las que viajan o residen muchas personas del colectivo homosexual. En Londres, ya se han detectado 500 personas infectadas con esta cepa y en Berlín y Amsterdam calculan un numero similar.

Ante el alarmante brote y la alta posibilidad de que haya más contagios, desde la Agencia de Salud Pública de Barcelona, avisan de la importancia de usar preservativos y guantes de látex para prevenir el contagio y de acudir al médico y a las unidades especializadas ante cualquier síntoma. Según García de Olalla, éstos pueden aparecer entre los tres días y los 30 días posteriores al contacto y la enfermedad se manifiesta como «una pequeña úlcera o granito o la inflamación de los ganglios regionales de la zona genital». La experta advierte de la importancia de avisar a todos los contactos sexuales de la persona infectada ya que «un diagnóstico a tiempo es crucial, lo que empieza como un simple picor puede terminar en algo muy serio, por ejemplo en una afección pulmonar».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web