Imprimir

Miles de parados se quedan sin tarjeta sanitaria al agotar el paro

on . . Visitas: 739

diariodeMallorca

El final de la prestación por desempleo lleva aparejada una segunda mala noticia para miles de parados de larga duración: la tarjeta con la que acceden a latarjeta_sanitaria sanidad pública queda bloqueada. Lo reconocía ayer el secretario general de Sanidad del Ministerio, Alfonso Jiménez, que advertía de que alrededor de 40.000 desempleados de todo el país y un total de 200.000 usuarios viven hoy por hoy en una laguna legal que les deja sin tarjeta.

Aunque no sin prestación. Según aclaraban a DIARIO de MALLORCA fuentes del propio Ministerio de Sanidad y de la Conselleria de Salud del Govern, todos los afectados tienen su asistencia médica garantizada a través de los servicios de urgencia de cualquier hospital. No ocurre lo mismo con el médico de cabecera: para eso precisan una nueva tarjeta sanitaria. Y no siempre pueden conseguirla. Al menos no hasta el próximo 1 de enero, cuando cambia la legislación para acabar con el defecto legal que hace que algunos parados se queden en un limbo sanitario una vez que agotan el paro.

Mientras cobren la prestación y hasta que la legislación cambie con el nuevo año, los parados tienen la tarjeta sanitaria de cualquier cotizante. Pero una vez que se acaba el paro, la pierden y solo les quedan dos alternativas: o quedar ligados a la tarjeta de algún familiar o obtener un segundo tipo de acreditación, la que se da a las personas que no trabajan ni tienen ya paro y perciben rentas anuales de menos de 7.000 euros.

Es la llamada tarjeta para personas sin recursos. El problema técnico es que muchos de los parados de larga duración que agotan la prestación superan ese nivel de renta de 7.000 euros, con lo que tampoco pueden pedir la acreditación de persona sin recursos. Y eso es justo lo que les ocurre a un total de 40.000 desempleados en todo el país, detallan en el Ministerio de Sanidad, en el que no disponen de datos específicos de afectados en Balears. ¿Qué pueden hacer quienes estén en ese limbo y sin tarjeta sanitaria alguna? Pues la situación depende de cada comunidad, subrayan en el Ministerio, aunque la realidad es que la asistencia médica está al alcance de cualquier usuario a través de las urgencias de los hospitales.

Pueden negar la atención

En cuanto al médico de cabecera, la cosa cambia: el Ministerio reconoce que las comunidades pueden negarse "legalmente" a ofrecer una atención médica "ordinaria". Pero en la conselleria de Sanidad del Govern, aseguran que en Balears tampoco hay mayor problema con el servicio médico ordinario: el IB Salut no le niega la tarjeta a nadie que cumpla el requisito de estar empadronado, garantizan. Y en el caso de los desempleados baleares de larga duración que pierden el paro, el sistema sanitario autonómico se encarga automáticamente de cambiar la tarjeta de cotizante por la de usuario sin recursos, de modo que el ciudadano no se ve afectado. "De hecho no suelen enterarse siquiera del cambio de tipo de tarjeta", confirman fuentes sanitarias, que califican de meras confusiones episodios como el que hizo público la semana pasada el diario El País, que informaba de la situación de un paciente ibicenco con VIH, parado de larga duración, que llevaba semanas reclamando sin éxito al IB Salut su tarjeta sanitaria.

Arquitectos, curas y parados

Esta confusión legal y los problemas burocráticos que acarrea serán historia a partir del día 1 de enero. En esa fecha entrará en vigor la nueva Ley General de Salud Pública, que garantiza el acceso al sistema público a los 40.000 parados de larga duración y 200.000 personas en total que hoy se quedan excluidas por no cotizar a la Seguridad Social e ingresar más de 7.000 euros de renta anual. Es el caso de mutualistas no públicos como miles de arquitectos, abogados y profesionales no autónomos, pero también, el de sacerdotes, rentistas y parados sin paro, que en todos los casos, según Sanidad, "tendrán tarjeta sanitaria dentro de apenas 20 días, el 1 de enero de 2012".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web