Imprimir

Las víctimas silenciadas

on . . Visitas: 332

eladelantado

Miles de españoles padecen algún tipo de cáncer asociado al polvo de amianto que respiraron en sus empresas durante amiantolos años 70, 80 y 90, pero lejos de hacer una causa común las víctimas afrontan la situación entre el silencio de la enfermedad y la internacionalización judicial de su caso.

Los cálculos de expertos son demoledores: en España unas 250.000 personas trabajaron durante esas décadas en contacto directo con el amianto y entre 40.000 y 60.000 de ellas han contraído enfermedades irreversibles, sobre todo cáncer de pulmón, pleural o peritoneal como consecuencia de las cuales han fallecido o van a morir en los próximos años.

Mientras se resuelven en España los cientos de casos abiertos en los tribunales, las reivindicaciones de los afectados se centran en tres: crear un registro de tumores por amianto, desarrollar un programa de vigilancia médica post-ocupacional para controlar a los miles de trabajadores que estuvieron expuestos y un fondo de indemnización para ayudar a las víctimas y a sus familiares.

«Pandemia mundial»

Ángel Cárcoba es experto en salud laboral y durante años presidió un Grupo de Trabajo sobre Amianto de la Comisión Europea. No duda en calificar de «pandemia internacional» el problema y recuerda, con las cifras de la Organización Mundial de la Salud sobre la mesa, que cada año fallecen cerca de 100.000 personas a causa del cáncer de pleura, un tipo de enfermedad que solo padecen quienes han estado en contacto con el amianto.

En España, esa epidemia se traduce en la muerte anual de unos 1.100 individuos como consecuencia del cáncer de pulmón, de pleura o de peritoneo, y recuerda Cárcoba que las cerca de tres millones de toneladas de amianto que se usaron en España durante el último tramo del siglo XX están en las paredes y techos de miles de edificios, en tuberías de agua y gas, en universidades, hospitales o en estudios de radio y televisión.

Pero a su juicio existe una «conspiración del silencio» en torno a este asunto promovida sobre todo por el lobby de empresas implicadas en su uso, que ha conseguido evitar que en España exista una sensibilidad social similar a la que existe en otros países.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web