Imprimir

La gripe no será muy fuerte este año, confía la Junta

on . . Visitas: 335

hoy

Los calores tardíos de este comienzo de otoño han retrasado ligeramente la campaña de vacunación contra la gripe, quejunta se inicia pasado mañana jueves y durará hasta el 30 de diciembre. La Consejería de Salud y Política Social espera que no sea un mal año, en el sentido de que no habrá más casos de lo habitual, y las consecuencias sanitarias serán leves o como máximo moderadas

El objetivo es intentar detener la caída en la cifra de cobertura que la vacuna contra la gripe está sufriendo en los últimos años; hace siete llegó a ponérsela el 82 por ciento de los extremeños a los que iba dirigida, pero el nivel ha ido descendiendo hasta alcanzar el año pasado una cobertura de solo el 69,4 por ciento, algo que por otro lado está sucediendo en toda España debido a una cierta relajación.

La campaña se ha retrasado nueve días respecto a la del año anterior y las personas interesadas deben dirigirse a sus médicos de cabecera en los 107 centros de salud y 413 consultorios del Servicio de Salud distribuidos por la región.

En el mismo acto los sanitarios pondrán también la vacuna contra el neumococo a los mayores de 65 años que no estén ya inmunizados contra él.

Por otro lado dentro de la de la gripe hay este año una especial (93.000 dosis) que consigue una mayor inmunidad frente al virus y que se pondrán los mayores de 75 años, y también los de entre 60 y 75 ingresados en instituciones sociales.

La Consejería de Salud defiende la plena efectividad médica y la conveniencia como política de salud y económica de la campaña de la gripe, ya que desde que se realiza en Extremadura de forma masiva los casos por temporada se han reducido a menos de la mitad, al pasar de los 80.000 a 40.000, e incluso por debajo ya que el año pasado se registraron 34.000 y una sola muerte.

La suerte es que para este otoño e invierno el virus no ha mutado, las cepas son las mismas de la temporada anterior.

Frente a un presupuesto de 912.770 euros que cuesta la compra de la vacuna, el ahorro en 40.000 casos anuales le evita al SES tener que tratar otros tantos procesos que cuestan una media de 100 euros, con lo que al final solo desde el punto de vista económico el beneficio es de 3,160 millones de euros para el sistema sanitario.

Sin embargo la constatación año tras año de que la gripe no es tan peligrosa, y lo ocurrido con la variante A, cuyo alarmismo no se vio acompañado finalmente de un peligro real, han alejado al usuario de las campañas vacunales, así como unos pretendidos efectos secundarios -la del papiloma humano- que no fueron tales.

Es mala esta relajación porque «la gripe siempre nos sorprende», avisa Juan Cordero, director general de Salud Pública.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web