Imprimir

Alemania advierte de que la amenaza de la 'E.coli' continúa

on . . Visitas: 386

elcorreo

12-06-2011bisLa cacería de la bacteria asesina ha terminado, pero la amenaza continúa. Las autoridades sanitarias alemanas celebraron ayer como un triunfo el hallazgo de que el mal de Hamburgo nació en unos brotes de soja que producía una granja ecológica de Bienenbüttel, una pequeña localidad de la Baja Sajonia, aunque advirtieron de que persiste el riesgo de que siga extendiéndose la variante letal de 'E.coli' que ha provcoado la epidemia. Cada vez es menor, pero existe.

La prueba definitiva, la que ha permitido identificar el origen del brote fatal, ha sido un paquete abierto de brotes de soja, que fue encontrado en el cubo de la basura de una familia que padeció la enfermedad. Procedían de la granja de Bienenbüttel. Lo comprobó el Instituto Federal de Evalucación de Riesgos, según lo confirmó ayer un portavo del Ministerio de Agricultura y Defensa. «Los resultados de los laboratorios son una pieza importante en la cadena de pruebas para determinar que los brotes crudos son la fuente fundamental de las infecciones», señaló el Ministerio.

Los verdes tienen sus dudas

Pero el ministro de Consumo del estado de Renania del Norte Westfalia, el verde Johannes Remmel, rechazó el viernes que los restos de brotes de soja localizados en la basura fueran una prueba fehaciente de que fueran el origen de la crisis sanitaria. Según su teoría, los brotes podrían haberse infectado en la casa de la familia. Una de las formas más comunes de transmisión de la bacteria es, precisamente, el contacto con manos sin lavar, manchadas de 'E.coli'.

Hace unos días, la prensa germana destacó con grandes titulares que las autoridades de Hamburgo habían descubierto un paquete de brotes de soja de la granja en la nevera de una persona que había contraído la enfermedad. El hombre, después de abandonar el hospital descubrió el paquete y alertó a las autoridades. Pero los análisis de laboratorio no encontraron huellas de la bacteria. Dijeron lo mismo que los científicos que analizaron las muestra obtenidas en la granja. Unas y otras dieron negativo.

A pesar de la convencimiento que existe en el país de que la epidemia nació en la granja de Bienenbüttel, nadie ha podido, hasta el momento, explicar como llegó el germen a la granja. Sea como sea, la epidemia suma ya 33 muertos, uno de ellos en Suiza. Las investigaciones siguen adelante.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web