Imprimir

El laboratorio francés conocía los riesgos de un fármaco ligado a 500 muertes

on . . Visitas: 407

elpais

El laboratorio francés Servier, que comercializó el fármaco para la diabetes Mediator que causó la muerte de 500 a 2.000 personas, conocía los efectos nocivos desde mediados de los noventa y, pese a ello, no lo retiró del mercado. El medicamento se prohibió en 2009. En España se retiró en 2005, sin causar víctimas.

Las revelaciones publicadas ayer por Le Monde salpican de pleno al laboratorio Servier. Un estudio de su filial británica que se remonta a 1993 ya establecía que, una vez absorbido por el organismo, el medicamento dejaba un componente considerado peligroso por sus efectos secundarios. El laboratorio desmiente en bloque las acusaciones.

Los investigadores B. H. Gordon y P. W. Vis entregaron en septiembre de 1993 las conclusiones de un estudio con seis voluntarios sobre el benfluorex, nombre científico del medicamento. Los científicos concluyeron que entre los metabolitos que aparecen tras la absorción del fármaco se encuentra la norfenfluramina. Esta molécula es también el compuesto obtenido en el organismo tras la toma de otros dos productos de Servier, el Ponderal y el Isoméride, retirados del mercado apenas dos años después, en 1995, por causar hipertensión arterial pulmonar, origen de insuficiencias cardiacas. Esto no impidió que el laboratorio siguiera comercializando el Mediator. En 2008, en documentos destinados a sus delegados médicos, la farmacéutica seguía afirmando que la tolerancia cardiovascular del medicamento era "satisfactoria".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web