Imprimir

Pacto social contra el consumo de alcohol entre los menores

on . . Visitas: 424

lavozdegalicia

El Gobierno, los hosteleros, los productores de bebidas y las asociaciones de padres firmaránbotellon después del verano un pacto social para reducir el consumo de alcohol entre menores y adolescentes, según anunció ayer la ministra de Sanidad, Leire Pajín, en la clausura del Foro La sociedad ante las drogas.

Cada uno de los sectores y colectivos implicados se comprometerá expresamente a poner en marcha acciones concretas encaminadas a la reducción del consumo de alcohol entre los menores, según explicó la titular de Sanidad.

De hecho, el ministerio está negociando con los hosteleros la posibilidad de que los locales de ocio se conviertan en áreas saludables, vigilen con mayor rigor la edad de sus clientes y formen a los profesionales de hostelería para combatir el problema. También se está hablando de otras medidas, como dotar de agua potable a todos estos locales, para evitar que se consuma alcohol en exceso.

En cuanto a los productores, se está negociando la posibilidad de que incluyan en sus etiquetas advertencias sobre los peligros que conlleva el consumo de alcohol entre menores y embrazadas.

En esta línea, la semana pasada, la delegada del Plan Nacional de Drogas, Nuria Espí, anunció que propondrá a las comunidades autónomas que adelanten las campañas de prevención de consumo de drogas y alcohol a los niños de nueve y diez años. También les va a pedir que aumenten la vigilancia en los supermercados y que endurezcan la lucha contra los botellones.

Junto a este pacto, el Plan Nacional sobre Drogas llevará a cabo una potente campaña de sensibilización sobre el consumo de alcohol, cuya primera fase estará lista a finales de este semestre. Su objetivo es sensibilizar especialmente a los jóvenes y menores, a la hostelería, a los productores de bebidas alcohólicas y a las asociaciones de padres y madres sobre los riesgos, «pero siempre desde el autocontrol, la responsabilidad y el consenso», según explicó Pajín.

La ministra hizo hincapié en que la percepción de riesgo del consumo de alcohol es baja tanto entre los menores como entre los adultos, por lo que destacó que las medidas de sensibilización no pueden ir dirigidas solo a los menores o a los jóvenes, sino que deben estar destinadas a la sociedad en general, porque es un tema que «implica a la sociedad entera».

A pesar de que la proporción de menores de entre 14 y 18 años que no consumen alcohol es mayor que hace 14 años, la titular de Sanidad recordó que se está produciendo un incremento de la prevalencia del consumo intensivo o de las intoxicaciones etílicas en ellos, un aspecto en el que hay que incidir, dijo.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web