Imprimir

Científicos británicos prueban con éxito una vacuna universal contra la gripe

on . . Visitas: 397

elcorreo

08-02-2011Científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) han constatado la eficacia de una vacuna contra la gripe que podría funcionar contra todas las variantes del virus que hacen enfermar cada año a miles de millones de personas. La investigación es novedosa porque este tratamiento, a diferencia de los empleados hasta ahora, ataca distintas partes del virus, lo que evitará tener que preparar cada temporada nuevas variantes de la vacuna.

Según los detalles avanzados, el equipo dirigido por la doctora Sarah Gilbert, del Jenner Institute de la Universidad de Oxford, centró su trabajo en las proteínas del interior del virus de la gripe -que son las mismas en todas las cepas- y no en las de la capa externa, que pueden mutar. «El problema con la gripe es que tienes una gran cantidad de variantes que cambian de manera constante», manifestó Adrian Hill, director del Jenner Institute, que recordó que cuando aparece una nueva cepa a la que los seres humanos no son inmunes los científicos se encuentran con que no pueden tener a tiempo una vacuna eficaz. Situación que ocurrió en los últimos años con la reciente pandemia de gripe A o la anterior de gripe aviar.

En la investigación, se vacunó a 11 voluntarios sanos y se les infectó, junto a otros 11 individuos no vacunados, con la cepa Wisconsin del virus de la gripe H3N2, aislado desde 2005. El resultado fue contundente: la vacuna funcionó en las once personas que la recibieron, que mostraron un mayor nivel de activación de los linfocitos T, responsables de combatir el virus.

Los autores de la investigación destacaron que una vacuna universal ahorraría mucho tiempo y dinero, ya que el proceso de desarrollar una vacuna estacional contra la gripe supone al menos cuatro meses de trabajo y una inversión multimillonaria. Además, si se da el caso de que la variante es altamente patógena -como ocurrió en 1918 con la muerte de millones de personas como consecuencia de la llamada 'gripe española'-, el retraso en la obtención de la vacuna resulta fatal.

No obstante, pasarán todavía años hasta que esta vacuna sea una realidad, ya que para ser aprobada por las autoridades sanitarias tiene que superar pruebas más exigentes, que impliquen a miles de individuos y no a una veintena.

Una gran familia de virus

Hasta que llegue ese remedio universal, para prevenir y tratar la gripe se utilizan actualmente antivíricos , fármacos que pueden ser de dos clases: adamantanos (amantadina y rimantadina), e inhibidores de la neuraminidasa del virus de la gripe (oseltamivir y zanamivir). Algunos virus de la gripe se vuelven resistentes a los antivíricos, lo cual limita la eficacia del tratamiento. Por esta razón, la OMS vigila la sensibilidad de los virus gripales circulantes a los antivíricos.

Hay tres tipos de gripe estacional, bautizados como A, B y C. Los virus gripales de tipo A se clasifican en subtipos en función de las diferentes combinaciones de dos proteínas de la superficie del virus (H y N). Entre los muchos subtipos de virus gripales A, en la actualidad están circulando en el ser humano virus de los subtipos A (H1N1) y A (H3N2). Los casos de gripe C son mucho menos frecuentes que los de gripe A o B, y es por ello que en las vacunas contra la gripe estacional sólo se incluyen virus de los tipos A y B.

Las epidemias anuales de gripe pueden afectar gravemente a todos los grupos de edad, pero quienes que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones son los menores de 2 años, los mayores de 65 y las personas de todas las edades con determinadas afecciones, tales como inmunodepresión o enfermedades crónicas cardiacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas (por ejemplo, la diabetes).

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web