Imprimir

Adalid en el apoyo de la investigación médica

on . . Visitas: 456

cincodias

Salud, seguridad vial, cultura y acción social son las principales líneas de actuación en las que trabaja la Fundación Mutua Madrileña desde que en 2009 cambió sus estatutos para ampliar y diversificar sus actividades. De todas ellas, el área de la salud, y más concretamente la investigación médica, centra una parte importante de los esfuerzos de la fundación. En este sentido, la organización señala que en los últimos siete años ha financiado 942 proyectos en 153 centros españoles que han supuesto una inversión de más de 40 millones de euros.

La fundación realiza una convocatoria anual de ayudas a la realización de proyectos que conduzcan a la mejora de los tratamientos médicos. Dichas ayudas se dirigen a todas las disciplinas pero, fundamentalmente, a investigación sobre el cáncer, trasplantes y traumatología. También incluye un capítulo para las "enfermedades raras". Por su parte, los investigadores pueden presentar sus candidaturas, cuya edición de este año concluye el próximo 25 de febrero, tanto a estas ayudas como a las becas para la realización de tesis doctorales y ampliación de estudios en el extranjero Adalid.

Desde la fundación se recalca que este programa de ayudas ha logrado avances en el tratamiento de pacientes que sufren insuficiencia cardiaca grave a través de células madre; en la configuración del proyecto Oncosur, "en el que una docena de hospitales ponen en común los tratamientos contra el cáncer en sus pacientes para determinar los que ofrecen los mejores resultados"; y en el desarrollo de la organización de la red española de trasplantes.

La seguridad vial es otro de los puntos centrales de la fundación. En este caso, Mutua Madrileña desarrolla acciones de divulgación y realiza iniciativas conjuntas con otras organizaciones para trabajar de manera activa con colectivos de conductores de riesgos.

En la fundación se lleva a gala su compromiso con la sociedad y sus empleados. En concreto, dentro de este último aspecto, se subraya, por ejemplo, la política con los empleados de su call center. "Está situado en Madrid, en la zona de Azca, y los empleados disponen de un plan de formación y otro de carreras profesionales, de tal forma que si un trabajador quiere, puede ir a otra área laboral. Así se ha conseguido, junto con el hecho de que el 90% de los contratos son fijos, que el índice de rotación en este área de negocio sea prácticamente nulo", se dice desde la entidad.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web