Imprimir

La falta de recursos lleva a Cáritas a cerrar sus tres centros ocupacionales

on . . Visitas: 462

larioja

La Fundación Cáritas- Chavicar anunció ayer el cierre de sus centros ocupacionales de Logroño, Calahorra y Santo Domingo (en el año 2009 clausuró el de Nájera) y la presentación de un ERE para los doce trabajadores que allí prestaban su labor y que atendían a 40 personas. La falta de recursos económicos ante la pérdida y caída de las subvenciones, entre ellas el convenio que firmaba con la Consejería de Servicios Sociales del Gobierno de La Rioja, es la causa de la «dolorosa» decisión adoptada por al entidad benéfica. Marcial Menchaca, su presidente, atribuye la medida a «una cuestión de supervivencia, ya que no podíamos continuar con las pérdidas de los dos últimos años».

En este sentido, recuerda que, «mientras hemos duplicado o triplicado nuestras atenciones, los ingresos se han visto reducidos en la proporción inversa». «O cerrábamos el área social -continúa- o la entidad se hundía y tenemos la responsabilidad de mantener nuestra función y seguir luchando por las personas que nos necesitan».

El presidente de Cáritas -fundación que recibió el último Premio Excelencia concedido por Diario LA RIOJA y también el galardón 'La Rioja un alma solidaria'- explica que al tiempo que aumentaba la actividad propia las subvenciones han descendido un 33% y cita expresamente el convenio que anualmente suscribía con la Consejería de Servicios Sociales: «Aún tomando como referencia el importe del año que más nos dieron (200.000 euros), el convenio no llegaba a sufragar la mitad de los gastos del área social, pero es que además las condiciones impuestas por la administración en cada pliego eran inviables y, por ejemplo, si firmábamos en octubre teníamos que adelantar nosotros el dinero de todo el año». «Todo ello -añade- ha hecho imposible seguir firmando más convenios con la Consejería».

Así las cosas, Cáritas-Chavicar afronta una nueva etapa que califica de «supervivencia» y en la que hace un llamamiento a la sociedad riojana para que «colabore, ya que cientos de personas a nuestro alrededor están al borde de la desesperación», en palabras de Marcial Menchaca.

Con el cierre del departamento social, la fundación se centrará en el área laboral, que atiende a más de 1.000 personas anualmente y que el año pasado favoreció la contratación de 193 trabajadores vulnerables, y el área de producción (recogida, tratamiento y venta en la 'tienda con corazón'). Cáritas-Chavicar continuará dando empleo a más de 40 personas, de las que la mitad proceden de colectivos de inserción, informa la entidad benéfica.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web