Imprimir

Haití en "alerta máxima" para impedir propagación del cólera

on . . Visitas: 694


Las autoridades haitianas y las organizaciones humanitarias se encontraban el viernes en estado de "alerta máxima" para intentar controlar la epidemia de cólera que mató a al menos 135 personas en los últimas días en el norte del país.

La aparición de la enfermedad fue confirmada el viernes de mañana por el ministro de Salud haitiano, Alex Larsen, quien indicó que se trata del tipo "01" de cólera, "el más peligroso", y que está en el origen de la mayoría de los brotes de cólera en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Nos encontramos en estado de emergencia sanitaria, se trata de un nuevo mal que afecta el país que nunca había conocido esta enfermedad en el pasado", declaró el ministro.

Larsen realizó el anuncio tras una reunión del comité de crisis con el presidente de Haití, René Préval. El brote de la enfermedad fue localizado en el departamento de Artibonite y en el río homónimo que cruza el centro rural de Haití y que utilizan miles de personas para sus actividades diarias como lavar y cocinar.

"Esta epidemia probablemente se extenderá, dada nuestra experiencia en el cólera, sobre todo en una población que no tiene verdadera inmunidad natural puesto que nunca antes fue expuesta a esta infección", dijo Jon Andrus, director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), rama de la OMS, en conferencia de prensa en Washington.

"Por eso, esperamos que (la epidemia) se vuelva más importante", añadió.

El último reporte, comunicado el jueves por las autoridades sanitarias hablaban de una cifra de 135 muertos en los últimos días y 1.500 enfermos en los hospitales.

Tras el sismo que dejó más de 250.000 muertos y más de un millón de personas sin techo en Puerto Príncipe y su región, las ONG habían expresado temor por la posible aparición de epidemias dadas las malas condiciones sanitarias en que viven cientos de miles de personas desde el terremoto, a lo que se suma el difícil acceso al agua potable.

"Esta no es un área directamente afectada por el terremoto del 12 de enero, pero nos preocupa la velocidad con la que se ha extendido el brote", dijo la Cruz Roja estadounidense, que trabaja con las autoridades de salud haitianas.

"La sospecha es que la fuente es el agua contaminada del río, dado que la mayoría de los casos se dieron en un área que se extiende desde el centro-norte al noroeste de Haití a lo largo del río Artibonite. Se instauró un cordón sanitario alrededor de la región afectada para tratar de contener la expansión de la enfermedad", añadió.

"Es alerta máxima, debemos mantenernos movilizados las 24 horas para hacer frente a esta situación", declaró el presidente de la Asociación Médica de Haití, Claude Suréna.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web