Imprimir

Tres millones de españoles corren riesgo de quedarse ciegos y la mitad no lo sabe

on . . Visitas: 591


Unos tres millones de españoles, tres de cada diez mayores de 55 años, corren el riesgo de padecer Degeneración Macular Asociada a la Edad ( DMAE ), la primera causa de ceguera y de discapacidad visual severa en España.

Así se puso de manifiesto en el congreso nacional de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), que se celebra en Madrid, foro ante el que se ha destacado que la mitad de los afectados de DMAE «no lo sabe» y, por lo tanto, no recibe ningún tratamiento.

El número de enfermos de Degeneración Macular Asociada a la Edad, una enfermedad degenerativa de la zona central de la retina, la mácula, responsable de la agudeza visual, está en torno a los 300.000 en España, según cálculos de la SEO.

A menudo, el paciente acude a la consulta del oftalmólogo tras notar que al mirar objetos con líneas rectas, los ven distorsionados o con una mancha central, «aunque no siempre hay síntomas», según destaca el doctor José Luis Encinas, secretario de la SEO.

El Congreso conoció los resultados «positivos a largo plazo (tres años)» de los fármacos utilizados para tratar la DMAE, especialmente los antiangiogénicos administrados en inyección intraocular.

Notable mejoría

Estos medicamentos «han permitido modificar el curso de la enfermedad hacia una vía de notable mejoría, al permitir estabilizar el cuadro clínico en un 40% de los casos y lograr mejorar la visión en un 20% de los pacientes tratados», destacó el doctor Encinas.

En su opinión, esos porcentajes podrían incrementarse con nuevas fórmulas de administración del tratamiento, en especial con la utilización de nanopartículas «como sistema de liberación de fármacos que aumenten su efecto terapéutico», una técnica todavía en vías de investigación.

Otro de los retos de la investigación en las patologías de la retina, como la DMAE, pero también la retinopatía diabética, el edema macular y la trombosis retiniana venosa, «es conseguir fármacos con una liberación más sostenida», según manifestó otro de los asistentes al Congreso, el doctor José García Arumí, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Valle Hebrón de Barcelona.

En el Congreso se dieron a conocer, además, los avances en el tratamiento con láser a los pacientes diabéticos, mediante un nuevo tipo de aparato, el Pascal, que permite impactos más rápidos, de milisegundos, evitando dolor.

La diabetes es una de las causas más frecuentes de enfermedad de la retina, calculándose que la posibilidad de que una persona diabética llegue a perder la vista es de 20 a 40 veces superior que en el resto de la población que padece otras patologías, como cataratas, glaucoma o retinopatía.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web