Imprimir

Dimite un obispo por un escándalo sexual en Nigeria

on . . Visitas: 904

elperiodico

EL PERIÓDICO ROMA

Acusado de vivir durante años con una concubina y de haber abusado de centenares de niñas, la situación de Richard Anthony Burke, de origen irlandés y obispo de Benin City (Nigeria), era insostenible. El prelado, de 61 años, admite la primera conducta y niega la segunda, pero eso ha bastado para que el Vaticano, acogiéndose al artículo 401/2 del código de derecho canónico –«se ruega encarecidamente al obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo», dice la norma–, aceptase ayer su dimisión.

Burke llevaba más de un año sin desempeñar su trabajo pastoral. En el 2009, después de que Dolores Atwood, una mujer nigeriana de 42 años, le acusase de haber abusado de ella en 1989, de haber mantenido la relación durante años y de abusar también de más de 100 niñas, el prelado se retiró cautelarmente. Ahora esa renuncia se ha hecho definitiva. «El motivo de mi dimisión es que he incumplido mi voto de celibato –dijo ayer Burke a través de un comunicado–. Pero nunca he abusado, en toda mi vida, de ningún niño». El caso está siendo investigado por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web