Imprimir

Las mujeres con discapacidad son objeto de discriminación múltiple en el mercado laboral

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 506

mujeres discapacitadasLas mujeres con discapacidad tienen derecho a ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laboral que sean abiertos, inclusivos y accesibles, como reconoce la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) en su artículo 27.

Este grupo de personas es especialmente frágil en el entorno laboral, tal y como revelan los datos recogidos en 2010 por el informe del INE: "El empleo de las personas con discapacidad", que sitúa claramente a las mujeres con discapacidad como uno de los sectores más desfavorecidos:

- La tasa de inactividad laboral de las mujeres alcanza un 32%. En el caso de las mujeres con discapacidad esta tasa se dispara hasta alcanzar niveles próximos al 70% (niveles que son aún mayores en el caso de la discapacidad intelectual o del desarrollo). En cualquiera de los casos estas tasas son superiores a las de los hombres con o sin discapacidad.

- Las mujeres con discapacidad presentan una tasa de paro cercanas al 25%. Según estimaciones de AFEM (Asociación FEAPS para el Empleo de Personas con Discapacidad intelectual) esta tasa se eleva hasta el 40% en el caso de mujeres con discapacidad intelectual, que en cualquier caso también es superior a la masculina.

Esta triple discriminación supone un gran obstáculo para el cumplimiento de los proyectos vitales de estas personas (bloqueando sus posibilidades de desarrollo social, cultural y económico, y en definitiva, su calidad de vida). Tal y como resalta la Estrategia Europea sobre Discapacidad 2010–2020, un empleo de calidad asegura una independencia económica, fomenta los logros personales y ofrece una mejor protección frente a la pobreza. Sin embargo, en el caso de las mujeres con discapacidad, la intersección de ambas categorías –discapacidad y género–, provoca una vulneración de sus derechos, frenando su desarrollo personal y condenándolas a la invisibilidad.

Desde el movimiento asociativo FEAPS y AFEM creen necesario impulsar la incorporación de estas mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo en el mundo laboral, fomentando de esta manera un empleo estable y de calidad, que garantice la no discriminación por razones de género o condición en ningún campo, y más concretamente en el del empleo. Para ello, reivindican que la citada Estrategia Europea sirva como referencia de las futuras políticas públicas en materia de discapacidad, con el fin de promover actuaciones específicas que impulsen la incorporación de las mujeres con discapacidad al mercado laboral, en igualdad de condiciones.

SERVIMEDIA.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web