Imprimir

160 mujeres asesinadas a manos de hombres de su entorno durante 2011

on . . Visitas: 598

elmundo

29-12-2011jeEl número de mujeres asesinadas a manos de hombres de su entorno íntimo aumentó a 160 este año en Turquía, muchos de estos crímenes fueron "asesinatos de honor", lo que ha motivado hoy la protesta de varias asociaciones de mujeres del país. El informe, elaborado por la Plataforma Paremos los Asesinatos de Mujeres, recoge crímenes cometidos por maridos, novios, amantes, padres u otros hombres "muy cercanos".

La profesora Yildiz Ecevit, socióloga de la universidad turca Middle East Technical University (METU) y experta en este área, comentó a Efe que tanto los datos recogidos por las diferentes asociaciones de mujeres como por las estadísticas de crímenes no son más que la punta del iceberg. "Hay muchos más casos que no aparecen en los informes policiales. Es cierto que los 'asesinatos de honor' ocurren sobre todo en las regiones orientales y surorientales de Turquía, pero las palizas, la forma más habitual de la violencia contra las mujeres, se dan en todas las provincias, y también en las clases sociales de alto nivel educativo", constata Ecevit.

Los 'asesinatos de honor' responden a un código en el que son los propios familiares -el padre, la madre o a menudo un hermano- quienes asesinan a una chica cuando sospechan que ha 'mancillado el honor familiar' por tener una relación sexual 'ilícita' o simplemente por dar lugar a habladurías.

Tuba Gümüs, representante de la Plataforma, explica que el número de mujeres que piden ayuda al Estado ha aumentado claramente en los últimos años, pero no es una tendencia esperanzadora. "El Estado no ha sido capaz de proteger al 73% de las mujeres que pidieron protección, y el número de mujeres asesinadas por sus maridos o ex maridos ha subido un 193% entre 2009 y 2010", asegura Gümüs.

El enorme incremento se debe probablemente en gran parte a una mayor recogida de datos, pero Ecevit cree que el aumento del desempleo y la pobreza, así como el creciente conservadurismo de la sociedad turca, también hacen crecer el número real de casos. El informe de la Plataforma recoge, además de los 160 asesinatos, 70 casos de mujeres que cometieron 'suicidios'."Luego se supo que en tres de estos casos, las mujeres no se suicidaron sino que fueron asesinadas", subraya el informe.

Yakin Erturk, exrelatora especial sobre violencia contra las mujeres de la comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, estima asimismo que en el sureste turco, una parte de los suicidios de mujeres son asesinatos, pues a muchas mujeres se les fuerza a suicidarse para limpiar el honor familiar.

La violencia sobre la mujers se ha convertido este año en uno de los mayores debates sociales, en parte por el caso de Sefika E., cuya fotografía desnuda y con un cuchillo clavado en la espalda, fue portada del diario Habertürk en octubre pasado. Muchos expertos definieron la chocante imagen de "pornografía de la muerte", pero el redactor jefe del diario asegura que lo que quiso fue sacudir la conciencia de la sociedad.

Sefika E, de 38 años y madre de dos niños, se había refugiado en un centro de acogida para huir de la violencia de su marido, pero éste la convenció para volver y al día siguiente la acuchilló. En marzo de 2010 se difundió el caso de Aysun K., una mujer de 27 años, con cuatro hijos, a la que su marido, nada más salir de la cárcel tras tres meses de arresto por haber dado una terrible paliza a su mujer, le cortó nariz y orejas.

"Hay un vínculo entre el creciente número de divorcios y el asesinato de mujeres. Los hombres piensan que son dueños de sus mujeres, y si éstas se divorcian, actúan bajo la influencia de la cultura masculina hegemónica, que dice a las mujeres: 'O me perteneces a mí o a la tierra (la tumba)'", resume Ecevit.

Sefkat-Der, una organización minoritaria, ha propuesto hoy unamedida radical para contrarrestar la violencia: proporcionar a las mujeres armas de fuego y darles clases de tiro. "El Estado debe dar pistolas gratis a las mujeres en situación de riesgo y enseñarles a usarlas, aparte de darles lecciones de artes marciales", propuso hoy en un acto público en Estambul el presidente de la asociación, Hayrettin Bulan.

Pero su propuesta fue contestada con dureza por varias activistas presentes y provocó un rechazo general entre las asociaciones de defensa de las mujeres. "Este tipo de propuestas absurdas sólo conducen a más muertes. Tenemos que ocuparnos del contexto y sus dimensiones socioeconómicas y culturales", afirma Ecevit.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web