Imprimir

Publicidad «cómplice» en la extorsión de miles de mujeres

on . . Visitas: 697

larazon

Lejos de desaparecer, los anuncios de prostitución en los medios de comunicación de nuestro país se han multiplicado por cuatro en los últimos dos años. Algo especialmente grave, teniendo en cuenta que, tal como ha vuelto a quedar demostrado con los dos golpes policiales conocidos ayer, las mafias de la trata utilizan las secciones de contactos de los periódicos e internet para publicitar sus servicios de prostitución.

Estos anuncios terminan siendo complíces de la dramática situación de miles de mujeres extorsionadas, que viven su día a día bajo

15-01-2011bis

amenaza de muerte, tanto para ellas como para sus familiares.

Lo cierto es que los anuncios de prostitución constituyen un negocio que mueve alrededor de 40 millones de euros. Una razón por la que muchos diarios de información general se resisten a eliminarlos de sus páginas. LA RAZÓN, «Público», «20 minutos» o «Avui» fueron de las pocas cabeceras que dieron el paso. El resto de diarios retiraría estas páginas siempre que el Gobierno gestionara una partida de ayudas para hacer frente a la pérdida de ingresos. Algo similar a lo que ocurrió en Francia, cuyo Ejecutivo aprobó un plan de ayudas a la Prensa por valor de 600 millones de euros en un plazo de tres años.

Y es que nuestro país no ha sido el único que se ha enfrentado a un debate que oscila entre lo editorial y lo ético. En Reino Unido, por ejemplo, el «Daily Star» es el único diario nacional que incluye estas páginas. Mientras, en Francia, el Gobierno cortó de raíz esta publicidad en 2002 al considerar proxeneta «a quien promoviere la prostitución con mensajes destinados a un público indeterminado». En Alemania sólo los publican los medios sensacionalistas y los diarios locales. Y en Italia, como ocurre con España, no existe una postura común ante esta publicidad.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web