Imprimir

Exitosa agricultura sostenible en zona seca de India

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 441

05-09-2012e2Estrechos senderos empedrados separan las filas de viviendas de barro, donde se ven algunas cabras atadas a postes de madera en esta aldea ubicada en lo profundo de la central región de Bundelkhand, en India, asolada por la sequía.

De marcada belleza y profundas quebradas, Bundelkhand, que ocupa los estados de Uttar Pradesh y Madhya Pradesh, sufre muchos problemas derivados de actividades humanas mal gestionadas que no hicieron más que empeorar un contexto climático complicado por las prolongadas sequías y las lluvias escasas.

En los años 60, como medida para conservar el suelo, fueron lanzadas desde el aires semillas de mezquite (Prosopis juliflora), originarias de América. Pero la especie foránea terminó invadiendo y matando los arbustos nativos y, como consecuencia, el agua corrió hacia los barrancos convirtiendo vastas zonas en páramos.

Además, las autoridades promovieron de forma descuidada cultivos con importantes requerimientos hídricos, como la menta, haciendo que los agricultores ricos cavaran pozos profundos para extraer agua sin considerar la necesidad de recarga. El resultado fue una desastrosa disminución de las reservas subterráneas del recurso.

Los agricultores pobres padecieron el agotamiento hídrico, sumado a los caducos sistemas de distribución y almacenamiento de agua de lluvia.

Ahora la sequía es un fenómeno común en la región y menos de la mitad de las tierras cultivables se pueden utilizar, lo que pone en peligro a las 50 millones de personas que habitan la región y que dependen de la agricultura.

"Hay un enorme consumo de agua en una área que sufre una crisis hídrica", indicó Anil Singh, coordinador de Parmarth, una organización dedicada a recuperar sistemas tradicionales de irrigación y cultivo en comunidades pobres de los barrancos de Bundelkhand.

En la aldea de Tajpura y como si desconociera las duras condiciones de la región, Mamtadevi, de 36 años, sirve de comer un humeante chappatis (pan sin levadura) caliente, untado con mantequilla clarificada y una ensalada fresca de verdes con berenjenas ahumadas, papas hervidas, tomate fresco y pimiento.

"Las verduras son gustosas porque fueron cultivadas de forma sostenible y sin químicos", explicó.

Mamtadevi y su esposo, Ajan Singh, estuvieron entre los primeros que adoptaron la "agricultura sostenible con pocos insumos externos" (Leisa, por sus siglas en inglés) propuesta por Parmarth, que les permite tener una buena situación pese a la escasez de lluvia y el aumento de las temperaturas promedio.

Leisa incluye prácticas de recuperación del nitrógeno y otros nutrientes de las plantas, y apunta a mantener las plagas a raya mediante métodos naturales, preservar condiciones ideales del suelo y asegurar que los agricultores sean concientes de su ambiente y del valor de cuidar los ecosistemas.

La solidez del método se observa en la frescura de los cultivos de Ajan Singh, en la conservación de la biodiversidad al usar semillas autóctonas resistentes y evitar químicos para mantener la salud del suelo.

Ajan Singh también puede abatir los caprichos del clima y la sequía de este año, derivado de la falta de lluvias monzónicas, que no lo atemorizan a él ni a los otros agricultores que adoptaron la Leisa.

Bhartendu Prakash, miembro del comité directivo de la Asociación de Agricultores Orgánicos de India (OFAI, por sus siglas en inglés) y responsable de la oficina para la zona norte ubicada en Bundelkhand, observó que los cultivos de la Leisa fueron los que menos sintieron las heladas que golpearon a la región en el invierno boreal pasado.

Parmarth ayudó a la comunidad a diseñar los terrenos para escurrir el agua de lluvia y almacenarla, así como construir pozos para la irrigación. Los voluntarios de la organización también enseñaron a los agricultores del programa a fabricar humus de lombriz y a crear trampas de feromonas para insectos.

La mayoría de los campesinos ya tenían sus propios métodos para fabricar insecticidas orgánicos, por lo general una mezcla de hojas de nim y ajo remojadas en suero de leche de búfala.

"Pero antes de las trampas de feromonas, el rociado se hacía cada tres días, ahora alcanza con una sola una vez por semana", indicó Mamtadevi.

En 2009, las verduras de la pareja eran tan famosas que vendían productos en el mercado local, a 10 kilómetros de distancia, a un precio mayor al estándar, lo que les permitía ganar casi 80.000 rupias, unos 1.800 dólares al año.

Tres años después, Ajan Singh compró otra "bigha" (casi 9.000 metros cuadrados) de tierra. Ahora vende su producción en dos mercados, y también leche de cinco búfalas que compró con sus ganancias. Actualmente 15 agricultores de Tajpura usan los mismos métodos que Ajan Singh.

Además, las mujeres se unieron para abrir una cuenta de ahorro y crédito para generar otras alternativas de subsistencia como la cría de animales.

También tienen un banco de semillas, que les permite vender el excedente en el mercado y ofrecer algunas a las familias que atraviesan momentos difíciles.

"Ahora tratamos de vincular a la comunidad con programas estatales, como para adquirir rociadores, y obtener algunos beneficios del paquete de alivio para Bundelkhand, que ayuda con el tema de la sequía", indicó Anil Singh, integrante de Parmarth.

Creado en 2009 por tres años por el gobierno federal, el paquete de 1.500 millones de dólares ha ayudado a la cosecha de agua, a la adecuada utilización de los sistemas fluviales, los canales de irrigación y los cursos de agua.

Al estar por terminarse los fondos, Bundelkhand necesita más apoyo para los métodos sostenibles de cultivo.

Rajesh Krishnan, activista de Greenpeace India, es optimista sobre la posibilidad de que el gobierno siga promoviendo la agricultura sustentable así como de que esta sobreviva gracias a la demanda de productos orgánicos.

También prevé que la agricultura sustentable reciba fondos del 12 plan quinquenal de India, que se dará a conocer en noviembre. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web