Imprimir

Nueva iniciativa para combatir sustancias tóxicas

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 525

02-07-2012e2La reducción de los riesgos vinculados a sustancias químicas, biológicas, radiológicas y nucleares es el objetivo de los nuevos Centros de Excelencia.

El Instituto Interregional de las Naciones Unidas para la Investigación sobre la Delincuencia y la Justicia (Unicri, por su acrónimo en inglés), representantes de la Unión Europea (UE) y expertos en productos contaminantes lanzaron una iniciativa conjunta, que busca mejorar las políticas en la materia y unir a los países contra los riesgos de sustancias químicas, biológicas, radiológicas y nucleares (CBRN, por sus siglas en inglés).

En respuesta a las crecientes preocupaciones por el uso delictivo de estos materiales y la amenaza de una catástrofe industrial, entre otros riesgos, se crearon Centros de Excelencia (CoE, por sus siglas en inglés) en Kenia, Argelia, Marruecos, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Georgia, Uzbekistán y Filipinas, que reunirán aportes de más de 60 estados.

Actualmente, muchos países quedarían aislados en caso de crisis. Los CoE apuntan a conformar asociaciones entre regiones para compartir los riesgos de incidentes con estas sustancias y mejorar su capacidad para proteger a las poblaciones civiles, explicó Francesco Marelli, gerente del programa de CBRN de Unicri.

Bruno Dupré, coordinador político del Servicio Diplomático Europeo para cuestiones de CBRN, explicó que las secretarías regionales que se crean en cada región buscan movilizar a las comunidades locales (justicia, fuerza policial y personal militar) para desarrollar y compartir conocimiento sobre amenazas y riesgos específicos.

Tráfico nuclear ilícito

Dada la preocupación por la proliferación de armas de destrucción masiva, los primeros dos proyectos piloto de Centros de Excelencia (CoE) apuntan a contrarrestar el tráfico nuclear ilícito y la amenaza del terrorismo nuclear y radiológico.

Desde 1998, hubo más de 1.300 incidentes de pérdida, robo o abandono de dispositivos con material radiactivo sellado solo en Estados Unidos, un promedio de 250 por año, según un estudio de caso de CBRN elaborado en enero de 2011 por la UE.

El Proyecto Geiger también registró más de 2.200 casos de tráfico, según el estudio. Esta es una iniciativa conjunta de Interpol (Policía Internacional) y de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), con el fin de reunir datos sobre el tráfico ilícito de materiales nucleares y radiológicos.

Los proyectos de Centros de Excelencia (CoE) apuntan a mitigar el riesgo que supone el tráfico ilícito construyendo capacidad en medicina forense nuclear en Asia sudoriental.

En respuesta a cuestiones sobre la posibilidad de que armas de destrucción masiva de Siria se propaguen fuera del país, Dupré subrayó que los Centros de Excelencia (CoE) son principalmente iniciativas preventivas, y no hay que confundirlos con instituciones permanentes u organizaciones de respuesta a crisis.

Los CoE se proponen evitar crisis atendiendo cuestiones estructurales, sistemas de alerta y de asistencia temprana, pero la coordinación de una respuesta a la dispersión de armamento en situaciones de conflicto en Medio Oriente y África del norte quedó fuera de su mandato.

Desperdicios tóxicos

Ante la amenaza del terrorismo nuclear, los proyectos sobre otras preocupaciones químicas y biológicas son difíciles de materializar.

El desecho de desperdicios electrónicos se ha vuelto una prioridad para África, donde dispositivos tóxicos de equipos como computadoras y teléfonos móviles, presentan varios peligros para la salud de quienes trabajan a diario para deshacerse de ellos.

Proyectos sobre gestión de desperdicios de los CoE en África están buscando patrocinantes para desarrollar los medios para lidiar con los problemas planteados por los desechos contaminantes. Pero no hay suficientes fondos, según Dupré.

El estudio "Reciclando, de desperdicios electrónicos a recursos", lanzado el 22 de febrero de 2010 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), señaló que India, China y otros países de América Latina y África afrontan el riesgo de montañas de desperdicios electrónicos peligrosos, que implican graves consecuencias para el ambiente y la salud pública.

El documento también señala que en países como Senegal y Uganda se pueden llegar a multiplicar los desperdicios electrónicos, solo de computadoras personales, por cuatro y hasta ocho para 2020, y se estima que Kenia generará 11.400 toneladas de refrigeradores, 2.800 de televisores, 2.500 de computadoras personales, 500 de impresoras y 150 de teléfonos móviles. "Es un gran tema porque no tenemos suficiente dinero", se lamentó Dupré.

"Tratamos de conseguir patrocinantes que nos ayuden a definir procedimientos. Tenemos un programa de gestión de desperdicios en África y tratamos de conseguir fondos alentando a organizaciones internacionales a colaborar con este asunto", apuntó.

"La gestión de desperdicios es su prioridad, más que la cuestión de la proliferación del terrorismo", añadió.

The CoE initiative is designed to build on local assets in order that regional projects do not operate under the interests of any given donor. But it faces the challenge of securing funds to address multiple issues regardless of the attention they command on the international stage.

La iniciativa CoE está pensada para apoyarse en los valores locales para que los proyectos regionales no operen de acuerdo con los intereses de ningún donante en particular. Pero afrontan el desafío de garantizar fondos para atender las múltiples cuestiones sin importar la atención que concentran en el concierto internacional (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web