Imprimir

Los auténticos brotes verdes de la construcción

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 266

ideal

12-05-2012je¿Imagina trabajar en un edificio en el que no haga falta poner el aire acondicionado en verano sin desfallecer? No lo imagine, visítelo. Está en el Parque Tecnológico de Vizcaya, en una de las sedes de Tecnalia. También en Madrid y en Pamplona y en Valladolid... Son los edificios ecointeligentes. Construcciones concebidas de tal forma que no solo ahorran energía, sino que la producen. Pueden antojarse una utopía cara, difícil de materializar en tiempos de crisis. Pero nada más lejos de la realidad que se vislumbra en un horizonte cercano. Los edificios sostenibles constituyen ahora una oportunidad de negocio real. Tan real que el sector más castigado por la crisis pone ahora sus miras en la reconversión de pisos ruinosos en flamantes construcciones inteligentes. Son los auténticos brotes verdes de la construcción.

En volumen de edificios nuevos construidos, España ha tocado techo. El reto ahora es dirigir la mirada hacia la rehabilitación, pero desde un punto de vista de futuro, en consonancia con la evolución de los valores sociales. Y estos se dirigen hacia la sostenibilidad del sistema.

Más allá de las tendencias, existen datos que refrendan esta teoría. No es casual que la Unión Europea haya abierto una línea de financiación para proyectos dirigidos a convertir los edificios de las ciudades en ecológicos. La Asociación Europea de Eficiencia Energética en Edificación va más allá y ofrece unas previsiones optimistas en datos: en el año 2050 los barrios serán auténticas plantas de generación energética. Así, generarán 0 emisiones de Co2 y el sector de la construcción tendrá un 3% de paro.

Esto que puede sonar a utopía fue expuesto en el último congreso de 'Edificios de energía casi nula' celebrado esta semana en Madrid. Allí, expertos de distintas disciplinas pusieron sobre la mesa la oportunidad de negocio que supone esta nueva realidad. Tecnalia, organización privada dedicada a la investigación aplicada (I+D+i), fue uno de ellos.

El rejuvenecimiento de la ciudad

Fernando Espiga, actual director de Business Transformation de Tecnalia, considera que "nos encontramos ante la oportunidad, y el reto a la vez, de introducir tecnologías limpias para que la inversión en rehabilitar los edificios permitan un rejuvenecimiento ecológico de las ciudades". Esto resulta imprescindible si se tiene en cuenta que hasta ahora, los núcleos urbanos generan el 80% de las emisiones de CO2 y, al tiempo, la población tiende a concentrar en zonas urbanas. Estas son el motor del desarrollo económico, social y tecnológico de los países, por lo que necesitan un replanteamiento para dejar de ser un problema y convertirse en una solución. "En 30 años se habrán invertido miles de millones de euros en las nuevas infraestructuras sostenibles. Y ahí está el negocio", apunta Espiga.

Sobre el terreno, Tecnalia ya colabora con varios programas de proyección internacional en los que se está aplicando esta forma de rejuvenecer las infraestructuras antiguas. El modo de hacerlo tiene varias vertientes, que engloban desde nuevos materiales de aislamiento para que los edificios no derrochen energía hasta la introducción de placas solares y minimolinos de viento que permitan al edificio autoabastecerse y, a la vez, producir energía para el barrio.

En el campo de los materiales, por ejemplo, los responsables del proyecto MATER presentaron durante el citado congreso nuevas soluciones estructurales como el pavimento descontaminante o los sistemas de regulación térmica que emplean el cristal y el agua. La tecnología da una nueva vida a la forma de hacer edificios y la rehabilitación de los mismos constituye una vía de desarrollo.

Teoría sobre el terreno

Uno de los ejemplos reales en los que ha participado Tecnalia, relativos a esto último, es el proyecto Demohouse. En el casco histórico de Bilbao, convirtieron un edificio en ruinas en una nueva construcción que ahorraba el 64% de la energía que necesitaba anteriormente. Los aislantes y la infraestructura adaptada para abastecerse de energía renovable fueron claves en este proyecto. Otro ejemplo es la promoción de viviendas públicas en Portugalete (Bilbao), en las que se aplica un sistema de doble vidrio, con cámara intermedia de circulación de agua, que sirve de regulador térmico a la vivienda.

Con ello, la oportunidad de convertir la ciudad en un pulmón libre de C02 ya no está sujeta a las nuevas construcciones experimentales, orientadas y concebidas desde cero para ser ecológicas. Lo viejo también tiene una segunda oportunidad.

El próximo miércoles 16, Tecnalia organiza en Madrid la jornada Inspiring Day. Durante la misma, tal y como adelantó Fernando Espiga, presentarán junto con Fundación Metropoli una plataforma de innovación para impulsar y desarrollar iniciativas singulares que integran inteligencia urbana y ecotecnología. El cambio está en marcha.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web