Imprimir

La contaminación en el centro de Barcelona fue ayer más del doble de la media anual deseable

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 246

lavanguardia

16-03-2012jeAlgunos ciclistas notaron la noche del miércoles un regusto extraño en la garganta mientras circulaban por el centro de Barcelona. Hacia las ocho de la noche, los niveles de polución por dióxido de nitrógeno (NO2), uno de los principales contaminantes de los coches, habían alcanzado los 190 microgramos por metro cúbico; es decir, estaban a sólo 10 microgramos del nivel de alerta. Durante todo día, además, una espesa neblina, provocada por causas meteorológicas, se había apoderado de la ciudad. El resultado es que la contaminación casi se podía saborear.

La humedad mezclada con la polución urbana ofrece un gusto en la boca; un "punto ácido", explica Assumpta Farran, la directora general de Qualitat Ambiental de la Generalitat. "Con la humedad, entra en la boca vapor de agua y las gotitas llevan el sabor de la acidificación del NO2", agrega la directora general. Y Assumpta Farran sabe de lo que habla. No en balde es la responsable de la calidad del aire de Catalunya y, además, ella misma comprobó ese regusto ácido mientras viajaba en bicicleta por la Diagonal a esa hora de la noche (pues siempre la utiliza para ir al trabajo y volver a casa).

Estos días la contaminación en Barcelona ha alcanzado niveles que son más del doble de los valores deseables como media anual para el dióxido de nitrógeno (NO2). No obstante, no se han superado los valores de alerta.

La polución por NO2 (el contaminante más temible junto con las partículas), superaba ayer en diversas estaciones del centro de Barcelona los 90 microgramos por metro cúbico, cuando la media anual no puede rebasar los 40 microgramos (listón que debe rebasarse más de 18 veces al año).

Los valores medios horarios más altos se registraron en el Eixample (107 micr/m3) y Gràcia-Sant Gervasi (93 micr/m3); y eran menores a esta cantidad en las demás estaciones (aunque eran igualmente altos). Aún así no alcanzaron los 200 microgramos que son el valor de alerta.

La directora general concluye que no ha sido, pues, uno de los episodios de polución más temibles, que se producen por un anticiclón situado en el centro de la Península. Por eso, la dirección general de Qualitat Ambiental no ha considerado necesario aplicar medidas de emergencia, como las que podría suponer una limitación de la velocidad a los vehículos a 80 kilómetros a la hora.

Los datos sobre polución indican que la batalla para mejorar la calidad del aire no está ganada. El año pasado, el 42% de las estaciones de control atmosférico presentaban niveles de polución superiores a lo permitido para el NO2 (frente al 65% de puntos de control que rebasaban el tope en el 2010).

Mientras tanto, la Generalitat ha apoyado la decisión del Gobierno de estudiar cómo penalizar los vehículos más sucios y que contaminen mediante la modificación del impuesto de circulación. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, lo anunció el miércoles diciendo que se quiere reforzar la condición de gravamen ambiental de este impuesto y sin afán recaudatorio.

"Nosotros presentamos alegaciones al Plan de Calidad del Aire en este sentido, y creemos que el Gobierno también va a estudiar una modificación del impuesto de circulación; algo que también apoyamos", agrega Farran.

Con los cambios previstos, el impuesto de matriculación se fijaría teniendo en cuenta no sólo las emisiones de CO2 (para combatir el calentamiento), sino que también se valoraría la polución provocada por NO2 y las partículas.

"El cambio propuesto me parece un acierto, pues la actual clasificación de los vehículos no es suficiente; se dan casos de coches muy eficientes en emisión de CO2 y con una baja eficiencia en contaminación del aire", indicó Xavier Querol, químico ambiental e investigador del CSIC. La medida afectará sobre todo los vehículos diésel. Los asociaciones de fabricantes de automóviles tacharon sin embargo de "poco acertada" la medida anunciada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web