Imprimir

El hielo verde es el nuevo rey de la pista

on . . Visitas: 395

laverdad

25-12-2011jetreDisneyland gastaba en mantener su pista de patinaje sobre hielo lo que consumían en electricidad todas las luces de las habitaciones del complejo encendidas durante un día. Demasiado CO2 para el reino de la ilusión. Ahora ha apostado por el hielo ecológico. Un término acuñado por una empresa sevillana que triunfa con su invento en más de 50 países de los cinco continentes. Su producto es reciclable y ni contamina ni gasta.

Se trata de unas placas realizadas con un compuesto de plástico tratado de tal modo que es válido incluso para competiciones deportivas, como el hockey y el patinaje artístico sobre hielo. "No es igual que el hielo natural, lo tenemos que reconocer, pero es perfectamente válido", explica Adrián Ortiz, CEO de la compañía.

Los responsables XTRAICE, como así se llama la empresa que innovó y triunfó, explica que sus productos son 100% reciclables y ahorran grandes toneladas de dióxido de carbono cada día. "Somos profundamente conscientes de la responsabilidad que todos tenemos con respecto al cuidado de nuestro planeta", proclaman.

Para entenderlo bastan unos datos. Una pista de 400 metros cuadrados de XTRAICE ahorra a la atmósfera 165 toneladas de dióxido de carbono cada día (el equivalente a la energía necesaria para mantener 'vivas' 300 viviendas).

Ahorro energético

Si tenemos en cuenta que el negocio dio sus primeros pasos en 2003, todas las pistas de hielo ecológico juntas de esta empresa han evitado 17.000 toneladas de emisiones de CO2. "Por eso la fórmula química de XTRAICE está respaldada por instituciones públicas y privadas que reconocen su potencial para el desarrollo sostenible del negocio", afirman.

El gerente de la compañía calcula que durante estas navidades hay colocadas unas 50 pistas de patinaje de XTRAICE en zonas de ocio de toda España. "Este producto es ideal para lugares con altas temperaturas, lo que permite disfrutar del patinaje sobre hielo en cualquier parte del mundo, sea cual sea su clima", apunta Ortiz.

En algunas playas estadounidenses disfrutan de este deporte gracias a estos sevillanos. Los japoneses son otros de los amantes de esta solución ecológica. La compañía sevillana instaló hace dos años la mayor pista de hielo ecológico del mundo: de 1.800 metros cuadrados.

A esto habría que añadir otros lugares de corte más insospechado, como el jardín o el sótano de casa. Esta empresa también vende (incluso on line) sus placas para instalaciones caseras. Los precios varían, pero Ortiz explica que la inversión mínima para que el tamaño de la pista valga la pena es de 3.000 euros. "En España no hemos instalado ni una. Pero en Estados Unidos, que son unos locos del patinaje, tiene mucho éxito", valora.

Como dice el lema de esta empresa, ahora las reglas han cambiado. Al menos, en el juego del patinaje.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web