Imprimir

2011 ha sido el décimo año más cálido desde 1850

on . . Visitas: 374

30-11-2011treEl año 2011 ha tenido las décimas temperaturas más altas desde que comenzaron los registros en 1850, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) que añade que los trece años más cálidos se han producido "sin excepciones" en los últimos 15 años, desde 1997.

Estos son datos preliminares que la OMM ha publicado en el contexto de la Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático que se celebra en Durban (Sudáfrica) y en los que añade que las temperaturas de este año superan a las de cualquiera de los años anteriores durante periodos durante periodos influidos por 'La Niña', que suelen influir a la baja en las temperaturas.

Además, señala que la extensión del mar Ártico fue la segunda menor registrada, ya que este año tuvo el volumen más bajo en términos absolutos. "Nuestra tarea estriba en ofrecer conocimientos científicos para ayudar a los decisores en su labor", ha manifestado el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, que ha defendido a la OMM porque su ciencia "es sólida" y demuestra "inequívocamente que el mundo se esté calentando y que este aumento de temperatura es atribuible a las actividades humanas.

Igualmente, el informe añade que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera ha alcanzado nuevos máximos y que se está acercando "muy rápidamente" a niveles que podrían reflejar un aumento de 2 a 2,4 grados centígrados en la temperatura media mundial. Este valor, según los científicos, podría desencadenar cambios irreversibles y de amplio alcance en el planeta, la biosfera y los océanos.

De acuerdo a las estimaciones provisionales de la organización, entre enero y octubre de 2011, la temperatura del aire en la superficie de la tierra y del mar se situó 0,41 grados centígrados, es decir, más o menos 0,11 grados más por encima del promedio anual para el periodo de referencia (1961-1990), que fue de 14 grados centígrados.

Asimismo, el decenio 2002-2011, junto con 2001-2010, ha sido el más cálido registrado, con 0,46 grados centígrados por encima de la media de la década. Durante 2011 el clima ha estado "fuertemente" influenciado por el fenómeno intenso de La Niña, que comenzó en el Pacífico tropical en el segundo semestre de 2010 y que siguió hasta mayo de 2011.

La organización añade que ese periodo fue, precisamente, uno de los más intensos de los últimos 60 años y que ha estado estrechamente asociado a las sequías en África oriental, en las islas del Pacífico ecuatorial central; en el sur de Estados Unidos y ligado también a las crecidas sobrevenidas en el sur de África, Australia oriental y sur de Asia.

Como referencia, recuerda que los años en que La Niña es intenso, las temperaturas suelen ser entre 0,10 y 0,15 grados centígrados menos cálido o más frío que los años precedentes y posteriores al fenómeno. En este contexto, las temperaturas mundiales de 2011 fueron inferiores a las de 2010, aunque "considerablemente más altas" que en los episodios de intensidad moderada a intensa de los últimos fenómenos de La Niña: 2008 (+0,36 ºC), 2000 (+0,27 ºC) y 1989 (+0,12 ºC). Así, la organización añade que en las últimas semanas se ha vuelto a manifestar una 'Niña' débil pero ya sin alcanzar la intensidad de finales de 2010 y principios de 2011.

Por zonas geográficas, en 2011, de acuerdo a estos datos preliminares, la temperatura del aire en la superficie fue superior al promedio de largo periodo en la mayoría de las zonas de tierra firme del mundo. Las diferencias más acusadas respecto del promedio fueron máximas en Rusia, sobre todo en el norte, cuando los termómetros entre enero y octubre fueron aproximadamente 4ºC superiores al promedio en algunos lugares.

En cuanto a los hielos marinos del Mar Ártico, cuya extensión mínima estacional se alcanzó el 9 de septiembre, con 4,33 millones de kilómetros cuadrados, una cifra que es un 35 por ciento menor al promedio 1979-2000 y "ligeramente" superior al mínimo registrado, que se logró en 2007.

A diferencia de lo que sucedió ese año, tanto el corredor marítimo noroccidental como el nororiental estuvieron exentos de hielo durante ciertos períodos en el verano de 2011. El volumen del hielo marino fue nuevamente inferior al promedio, habiendo alcanzado según las estimaciones un nuevo mínimo, sin precedentes, de 4 200 kilómetros cúbicos, inferior a su vez a los 4 580 kilómetros cúbicos alcanzados en 2010.

Por último, la OMM ha explicado que otros datos significativos debidos a las causas meteorológicas han sido: sequía intensas, grandes crecidas en el sureste de Asia, Pakistán y América central y del sur. Crecidas. Además, destaca que se ha producido la "peor crecida repentina" en cuanto a número de víctimas porque se acompañó de deslizamientos de tierra en Brasil.

Finalmente, ha recordado que este ha sido un año de valores extremos en Estados Unidos, mientras que en Europa y China Oriental comenzaron el año seco.

RÉCORD EN EMISIONES

Por otro lado, la OMM emitió un informe anual la semana pasada en el que anunciaba que la concentración de gases de efecto invernadero de origen humano en la atmósfera alcanzó un máximo histórico en 2010.

"La carga atmosférica de gases de efecto invernadero provocados por las actividades humanas ha alcanzado un nivel récord desde la época preindustrial", ha asegurado Michel Jarraud.

"Incluso si lográsemos detener hoy mismo las emisiones de gases de efecto invernadero --y este caso dista mucho de la realidad--, permanecerían en la atmósfera durante décadas y continuarían afectando al delicado equilibrio de nuestro clima, de nuestro planeta vivo", ha argumentado Jarraud en un texto introductorio del informe.

Según el estudio, titulado Boletín de Gases de Efecto Invernadero, entre 1990 y 2010 ha habido un incremento del 29 por ciento en el calentamiento provocado por los gases de efecto invernadero, el 80 por ciento a causa del dióxido de carbono, aunque también por otros gases como el metano y el óxido de nitrógeno.

Desde 1750, en la época preindustrial, las concentraciones de estos elementos han aumentado un 39 por ciento (dióxido de carbono), un 158 por ciento (metano) y un 20 por ciento (óxido de nitrógeno). En contraste, los niveles de CO2 permanecieron prácticamente estables en los 10.000 años anteriores. Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web