Imprimir

Una carrera por el bosque

on . . Visitas: 393

lavozdeasturias_thumb

Por y para el bosque. Más de cien deportistas participaron ayer en una carrera y una marcha por el entorno del Montecarrera Deva para llamar la atención sobre la situación de los bosques, especialmente el del propio monte Deva, que sufrió un incendio en 2008. Los fondos recaudados con la inscripción de los participantes en la prueba se destinarán íntegramente a las labores de reforestación.

Judit García, en representación del Ayuntamiento de Gijón, recogió un cheque de 1.600 euros de manos de Xavier Corominas, de la Fundación Eca Bureau Veritas, una de las entidades que colaboran con Regalaunbosque.org , la entidad organizadora del evento.

Este proyecto está organizado por la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes y la Asociación Deportiva AEMAT. Además, cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, comprometida con la preservación del patrimonio natural y la biodiversidad y está patrocinada por la Fundación Eca Bureau Veritas y la Fundación ACS, y cuenta con el apoyo de la ONU dentro del programa 'Año Internacional de los Bosques'.

En el Monte Deva hubo dos pruebas distintas. Por un lado, una marcha senderista sobre un trazado de cinco kilómetros. Además, una carrera de montaña sobre un recorrido de 12,5 kilómetros. El vencedor de la prueba fue el atleta gijonés Martín Álvarez Espinar, con Carmen Corujo Suárez, primera en féminas.

El desarrollo de la carrera estuvo marcado por la niebla, que no desapareció hasta los últimos compases de la prueba. También el orbayo acompañó a los corredores en gran parte del trayecto.

El vencedor absoluto de la carrera, el gijonés Martín Álvarez, comentó en meta que era "un recorrido muy guapo", en el que los atletas "hemos disfrutado mucho". También resaltó la dureza de la carrera "por el barro, el terreno estaba más complicado de lo que esperábamos". El atleta gijonés describió la competición como "una carrera corta, explosiva", en la que la dificultad del barro "aportó valor a la prueba". El vencedor tiene claro que "la carrera fue rápida, pero si se repite en seco, las marcas serían mejores". El diseño del recorrido fue del gusto del atleta: "Tanto la gente que corre habitualmente como las familias que vienen a pasar la mañana tienen una carrera atractiva".

Sobre las condiciones climáticas, Álvarez reseñó que "la niebla dio un toque especial, aunque desluce un poco porque no invita a la gente a venir a ver la cita".

En cuanto al motivo de la prueba, destacó que "aunque todos los corredores y montañeros estamos concienciados con el problema de los bosques, estas actividades abren los ojos al resto de la gente".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web