Imprimir

Nucleares. Protestas en Garoña y Almaraz en el 32 aniversario del accidente de Harrisburg

on . . Visitas: 555

27-03-2011treEcologistas en Acción se concentrará hoy en las centrales nucleares de Santa María de Garoña y Almaraz, con motivo del 32 aniversario del accidente de Harrisburg (EE.UU).

En declaraciones a Servimedia, un portavoz de la ONG reclamó el cierre de estas dos centrales, "las más antiguas de España", y abogó por limitar la vida útil de dichas instalaciones a 30 años, un período que Garoña ya supera y que Almaraz 1 acaba de cumplir.

Asimismo recordó que la central burgalesa tiene un funcionamiento idéntico al de Fukushima 1 y que "las aguas esenciales" para refrigerar el reactor de Almaraz dependen del embalse de Arrocampo, que no está preparado para soportar terremotos.

"Si se produjera un seísmo, ocurriría exactamente lo mismo que en Japón", subrayó el portavoz.

Según recordó la ONG, mañana, 28 de marzo se cumplirán 32 años del accidente de Harrisburg (en Pensilvania), donde unas 25.000 personas fueron afectadas por la emisión de gases radioactivos procedentes de la fusión parcial del núcleo.

Todo comenzó con un fallo del circuito secundario que hizo aumentar la temperatura del reactor, al que siguió una decisión errónea de uno de los operarios, quien decidió introducir agua fría en el circuito primario para refrigerar.

"El agua hirvió y produjo burbujas de vapor y además se generó hidrógeno, al igual que en Fukushima", explicó el portavoz de Ecologistas, y "para evitar la explosión dentro del sistema de contención optaron por ventear".

Ello dio lugar a la nube radioactiva, prosiguió, pero la fusión parcial del núcleo no se pudo evitar y hubo que arrojar agua y arena al interior, concluyó la ONG.

Asimismo recordó que esta "concatenación de hechos es muy improbable, pero finalmente sucedió".

Treinta y dos años después, tres reactores de Fukushima sufrieron la fusión parcial del núcleo y la piscina de combustible gastado del reactor cuatro también genera emisiones.

Según los expertos, los efectos del accidente de Fukushima superan con mucho a los de Harrisburg, con lo que cabe preguntarse por qué si se puede prescindir de la energía nuclear se mantiene "ese inmenso peligro". Servimedia

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web