Imprimir

El 80% españoles pide que EEUU y China firmen acuerdo recorte contaminación

on . . Visitas: 611


Ocho de cada diez españoles piden que China y EEUU firmen un acuerdo vinculante de recorte de emisiones de gases contaminantes en la cumbre sobre cambio climático que se celebra en Cancún hasta el día 10, según una encuesta de la Fundación Entorno, divulgada hoy.

En concreto, el 85,8% de los 450 consultados de universidades, empresas, administraciones y ONG quiere que EEUU se comprometa a bajar sus emisiones y firme un tratado, con independencia de que después el Congreso de ese país no apruebe una legislación sobre el clima.

Respecto a China, más de tres cuartas partes creen que debe firmar y permitir una verificación internacional; no obstante, el 15% piensa que es preferible que el gigante asiático aplique normativa nacional a que suscriba un acuerdo que luego no pueda cumplir.

La encuesta de la Fundación Entorno recoge asimismo que el 77 por ciento de los encuestados cree que la Unión Europea debe aumentar su compromiso de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) entre un 10 y un 20% respecto a los niveles actuales (20% en 2020).

Sin embargo, esta opinión no es igual en todos los grupos: las pymes apoyan que la Unión adopte metas más ambiciosas en reducción de gases, mientras que las multinacionales rechazan aumentarlas.

Por otro lado, el 83 por ciento de los españoles comparten la idea de que los países ricos son los primeros que deben bajar sus emisiones contaminantes, pero también que los países en vías de desarrollo se propongan reducirlas entre un 15 y un 30%, contando para ello con recursos y tecnologías de las naciones desarrolladas.

La mayoría de los encuestados también quiere que se esclarezca qué va a ocurrir con los acuerdos políticos alcanzados en la anterior cumbre sobre cambio climático de Copenhague, entre ellos la promesa de los países ricos de aportar 30.000 millones de dólares a las naciones en desarrollo entre 2010 y 2012.

No obstante, no se fijó un mecanismo financiero, ni el marco institucional que decida a qué proyectos y a qué países se destinará el dinero (el denominado Fondo Verde).

Las empresas, por su parte, pretenden que se defina si los beneficios obtenidos por la venta de derechos de emisión podrán ser contabilizados como aportaciones al Fondo.

Tanto las administraciones como las ONG creen que Naciones Unidas es el marco institucional correcto para arbitrar un Fondo Verde.

Sin embargo, las empresas, al tener unos intereses más locales, apuestan por otro organismo.

Por último, la encuesta también recoge las opiniones acerca de los mecanismos de flexibilidad: un 70% cree que se debería mantener los mismos mecanismos de flexibilidad después de 2013 y establecer nuevos elementos de control que aseguren que no se emplean para evitar el cumplimiento de los compromisos de reducción adquiridos.

Un 19 por ciento apuesta por eliminarlos.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web